2017/04/21

La investigación se amplía del lucro personal a otra financiación del PP

La Guardia Civil registró ayer las sedes de las empresas ICM, OHL, Indra, Saerco, Licuas y PWC en el marco de una investigación que se amplía del lucro del expresidente de la Comunidad de Madrid Ignacio González y sus otros once compinches detenidos a otra trama de financiación ilegal del PP madrileño en campañas electorales.

GARA|GASTEIZ
0421_eg_esperanza

Para los investigadores de la Unidad Central Operativa de la Guardia Civil (UCO), parece fuera de duda que el expresidente de la Comunidad de Madrid, Ignacio González, está en la cúspide de una trama que utilizó la empresa pública Canal de Isabel II para enriquecimiento personal y de su red de compinches. Con los registros de ayer en ICM, OHL, Indra, Saerco y Licuas, el punto de mira se pone también en la financiación ilegal del PP madrileño.

El registro de la constructora OHL parece estar relacionado con una comisión de 1,4 millones de euros abonados en una cuenta suiza en 2007, que estaría destinada a través de intermediarios a Ignacio González por el contrato de un tren de Navalcarnero que, finalmente, nunca llegó a construirse.

En cuanto al registro de la empresa tecnológica Indra, la Guardia Civil estaría buscando una serie de contratos inflados a cambio de ayudar a financiar con unos 700.000 euros la campaña del PP en las elecciones autonómicas de 2011, en las que fue candidata Esperanza Aguirre. Esta empresa también apareció en implicada en pagos irregulares para la campaña de Aguirre en la Operación Púnica.

En esta investigación se están empezando a entremezclar datos de otras anteriores, como las relacionadas con Francisco Granados, otro de los más estrechos colaboradores de Esperanza Aguirre que se encuentra en estos momentos en prisión.

Entre los detenidos, además de Ignacio González, se encuentran su hermano Pablo González, y su cuñado, José Juan Caballero. También el expresidente ejecutivo de la Empresa Interamericana de Aguas y Servicios (Inassa) y consejero de la editora de “La Razón”, Edmundo Rodríguez Sobrino, junto a su secretaria, Clarisa Guerra, al igual que la ex directora financiera del Canal de Isabel II Maria Fernanda Richmond y el ex director general del Canal Adrián Martín. Se prevé que varios de ellos pasen hoy a disposición judicial.

Fiscalía y posible soplo

Según destapó la Cadena Ser, el martes, en víspera de la operación policial, el fiscal jefe anticorrupción, Manuel Moix, intentó retrasar algunos de los registros, que consideraba ligados con cuestiones más antiguas. Una decisión a la que los fiscales del caso, Carmen García Cerdá y Carlos Yáñez, se opusieron provocando una votación entre la veintena de fiscales del departamento y todos, menos uno, apoyaron a sus compañeros, obligando a Moix a reconsiderar sus decisión. Los partidos de la oposición han considerado un escándalo la actitud del fiscal jefe anticorrupción. Por cierto, Ignacio González adelantó al exministro Eduardo Zaplana que Moix iba a ser elegido para su cargo y alabó su profesionalidad y afinidad al PP.

Además, según publicó “El Diario.es” los investigadores tienen la sospecha, basada en escuchas telefónicas, de que un miembro del Gobierno había sido alertado de que los teléfonos que utilizaba estaban intervenidos. Esto ha alterado las pesquisas durante los dos últimos meses, ya que varios de los ahora detenidos cambiaron sus hábitos de comunicación.

 

Aguirre tampoco sabía nada de nada

Ni sobre Francisco Correa y la Gürtel, ni sobre su mano derecha –Ignacio González– que se enriquecía por millones de manera impropia del sueldo que cobraba. Esperanza Aguirre aseguró ayer dentro y fuera de la Audiencia Nacional que no sabía nada de nada. Dentro, hablando de la Gürtel, se le entrecortó la voz alguna vez. Fuera, ante los medios, en referencia a González, casi se echa a llorar. De dimitir, como decían que quería el PP, lo mismo: nada de nada. Esperanza Aguirre es portavoz de su partido en el Ayuntamiento de Madrid.

Aguirre declaró durante tres horas sobre la Gürtel y dijo que el acusado Alberto López Viejo, de su Gobierno, le mintió y ocultó que siempre se contrataba a empresas relacionadas con el grupo de Correa. Ante los medios, dijo luego que «si Ignacio González es culpable sería un palo verdaderamente muy, muy duro. Y si no lo es, estoy conmocionada por el calvario que está pasando y le queda todavía porque la Justicia es muy lenta».GARA

 

Rajoy deja caer que el auto no es razonable

Por un lado, el presidente del Gobierno y del PP, Mariano Rajoy, declaró ayer que irá «encantado» a declarar como testigo en el caso Gürtel y enmarcó esa declaración en «un acto de pura normalidad». Pero por otro dejó caer su opinión sobre el auto, al afirmar públicamente que no iba a entrar a valorar el cambio de criterio del tribunal que juzga esta trama de corrupción, le parezca «razonable o no», muletilla innecesaria ante «un acto de pura normalidad» y más acorde con el comunicado oficial del PP del martes y de las declaraciones de ayer de Rafael Hernando, cuestionando la decisión judicial y atacando a la acusación popular de los abogados de ADADE, por buscar réditos políticos y ser «el Ausbanc del PSOE».

En cuanto a cómo será esa declaración y si tiene previsto hacerla por videoconferencia desde su despacho en el Palacio de la Moncloa, Mariano Rajoy se limitó a exponer que lo hará como le indiquen los jueces. «Estaré a lo que me diga el tribunal», apostilló.GARA

 

El PP vasco le dice al PNV que la corrupción y los presupuestos «son ámbitos distintos»

La parlamentaria del PP vasco Laura Garrido pidió ayer al PNV que actúe con «responsabilidad» en la negociación de los Presupuestos Generales del Estado y sostuvo que la detención de Ignacio González y los casos de corrupción que afectan al PP no deberían influir en la posición del PNV ante las Cuentas de Mariano Rajoy, puesto que se trata de «ámbitos distintos».

Preguntada en una rueda de prensa en el Parlamento de Gasteiz, Garrido mantuvo que el arresto del expresidente de la Comunidad de Madrid o la citación como testigo del presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy, en el juicio de la presunta trama de corrupción Gürtel, son cuestiones «distintas» a la esfera de la negociación presupuestaria, ya que los asuntos judiciales «hay que enmarcarlos en el ámbito de la Justicia».

Laura Garrido aseguró que el PP aplica una doctrina de «tolerancia cero» contra la corrupción, aunque precisó que la Justicia «debe seguir su curso». Añadió que «es importante respetar los plazos de la Justicia» y que existe «un procedimiento judicial abierto» en el que se han de salvaguardar «todas las garantías».

Sobre la negociación presupuestaria, la parlamentaria del PP afirmó que esta es una cuestión que se debe «enmarcar en otro ámbito», que afecta a «la estabilidad y la responsabilidad». Por ello apeló a «la sensatez, la responsabilidad y la altura de miras de los partidos con los que se están negociando». Argumentó que los ciudadanos no pueden ser los «paganos» de «determinadas situaciones».GARA

 

Marhuenda reconoce su voz en las grabaciones

El director de “La Razón”, Francisco Marhuenda, y el presidente del diario, Mauricio Casals, reconocieron ayer ante el juez sus voces en las grabaciones telefónicas intervenidas, pero negaron que su tono coloquial supusiera que estaban confabulados con el consejero de su editorial, Edmundo Rodríguez Sobrino, para coaccionar a la presidenta de la Comunidad, Cristina Cifuentes, y su equipo, a fin de que no denunciara el caso del Canal de Isabel II. Marhuenda dijo haber declarado que volvería a hacer todo lo que hizo, que no fue nada, salvo llamar «zorra» a Marisa González, jefa de gabinete de Cifuentes, y pidió perdón por el uso de esa palabra. Aseguró que “La Razón” nunca se ha inventado una noticia.GARA