2017/05/20

Erreportajea
 
El alcalde de Gasteiz afirma que derribarán Errekaleor

Gorka Urtaran defendió ayer la actuación de los operarios de Iberdrola, que cortaron la luz del barrio, y anunció que el Gobierno local tiene intención de derribar las viviendas para hacer huertas ecológicas.

GARA|GASTEIZ

El alcalde de Gasteiz, Gorka Urtaran, afirmó que el Gobierno local derribará las viviendas de Errekaleor, un barrio autogestionado en el que fueron detenidas tres personas este jueves en las protestas convocadas para responder a la visita de los técnicos de Iberdrola, que cortaron la luz a instancias del Departamento de Industria de Lakua.

«Nuestro proyecto es derribar esas edificaciones para dedicar el espacio a huertas ecológicas y dar continuidad al anillo verde», señaló Urtaran, que insistió en que la actuación de los operarios fue «correcta y adecuada». En este sentido, insistió en que las 150 personas que viven en el barrio «no están seguras», ya que el suministro regular se cortó en 2015, después de que se produjera un incendio en el que fallecieron tres perros.

Cuestionado por el futuro de las personas que residen en Errekaleor, Urtaran explicó que el Consistorio ha tratado de reubicarlas en otras zonas de la ciudad, «pero no ha sido posible». «Forma parte de su ADN no negociar nada con las administraciones», añadió el primer edil, quien avanzó que tomará «decisiones cuanto antes».

Denuncia de Hala Bedi

Por otro lado, ayer Hala Bedi dio más detalles de la agresión a uno de los periodistas que informaba de la operación policial. Según informó la emisora, un agente de la Ertzaintza le golpeó y le rompió el móvil con el que tomaba imágenes.

«Todas las personas tenemos derecho a recibir información de lo que sucede a nuestro alrededor, por eso no nos parece lícito que se les negara al resto de periodistas la entrada al barrio, ya que cuando llegó la Ertzaintza colocó el cordón y no dejó entrar a nadie», destacó Hala Bedi, que estaba en el lugar antes de que llegaran los agentes.

El ertzaina que golpeó al periodista le dijo que sabían quiénes eran era, sabían que eran del «entorno radical». «Somos radicales, sí. Porque, por encima de versiones oficiales, contamos las cosas en primera persona. Porque preferimos ir a la raíz de la noticia, evitando filtros e intermediarios. Porque nacimos para ser las portavoces de los movimientos sociales y así seguiremos siéndolo», añadió.