2017/06/19

Lassalle repite hazaña y gana, como Lasserre y Bru, el acta de diputado
Maite UBIRIA BEAUMONT|BAIONA
0619_eg_hauteskunde_6bru

Los electores vascos acudieron a cuentagotas a las urnas en la segunda vuelta de las elecciones legislativas. Si la abstención ya fue alta en la primera vuelta (46,15%), en la segunda y definitiva aumentó en ocho puntos y medio hasta situarse en el 54,68% en Ipar Euskal Herria.

El hecho de que, en gran medida, el resultado quedara marcado desde la primera vuelta puede explicar, en parte esa apatía. También, el que los candidatos no adscritos a La République en Marche que lograron pasar a la segunda vuelta, no defendieran un proyecto alternativo, particularmente en materia social, pudo influir en que los electores vascos dieran en gran medida la espalda a las urnas.

Es el caso de la candidata derechista Maider Arosteguy, que mantuvo un perfil moderado, que, sin embargo, no le dio resultados frente a Vincent Bru. La diputada socialista saliente, Colette Capdevielle, que expresó su disposición a ejercer una oposición mitigada frente a Emmanuel Macron, recuperó posiciones, pero no pudo impedir la victoria de la aspirante macronista Florence Lasserre-David.

Votos blancos y nulos

La referencia de la abstención acaparó, logicamente, los análisis, aunque la jornada dejó otro dato a tener en cuenta. En la segunda vuelta hubo un aumento importante de los votos blancos y nulos. Por aportar cifras, en la quinta circunscripción los blancos pasaron de 619 en primera vuelta a 3.015 ayer. Los nulos de 302 a 1.378. Ello refleja que una parte del electorado ejerció una crítica activa con ese voto.

Por lo demás, la tendencia marcada por la primera vuelta se cumplió en dos de las circunscripciones vascas, mientras que la noticia vino de la cuarta circunscripción. En el distrito vasco-bearnés, el centrista Jean Lassalle ya dió la campanada hace cinco años frente a un Frantxoa Maitia (PS) que, sim embargo, partía con un ballotage netamente favorable. Ayer, el incalificable candidato bearnés, sumó otra «víctima», en la figura de Loïc Corrégé, el militar que se estrenaba como candidato LREM y que, pese a ello, salió primero en la primera vuelta.

La victoria del veterano político centrista, hoy abanderado de Résistons!, fue la nota de color de la jornada. No porque, en el plano ideológico, implique una alternativa frente a lo que defienden Florence Lasserre-David -que tiene como Lassalle sus orígenes en el MoDem- y Vincent Bru -procedente de la pequeña formación, también centrista, UDI- sino porque su voto expresa, con todos los matices que se quiera hacer, un mensaje diferenciador ligado al territorio.

 

Barnealdeko boto emaileak olatu orokorraren aurka

«Nehork ez zuen aurreikusten ahal», aitortu zuen Jean Lassallek emaitzak jakin bezain fite. Mediabask hedabideari eginiko adierazpenetan laburbildu zuenez, «barnealdeko euskal herritarrek eta biarnesek ezin zuten joera nazionala onartu ahal». Zentrista biarnesak aurretik irabazitako hiru hauteskundeak hartu zituen ardatz bere azalpena indartzeko. «Aldi oro laugarren hautesbarrutiko boto emaileek Estatuan izan diren mugimendu orokorren aurkakoa egin dute: Chiracen legealdian, Sarkozyrenean eta François Hollanden garaian berdin jokatu zuten».

Bistan dena, galtzaileen eremuan hitzak ez ziren hain goxoak. Maider Arosteguyk, Les Republicains alderdiko hautagaiak, sekulako porrota jaso zuen seigarren hauteskunde barrutian Vincent Bru makronistaren aurrean –25 puntuko aldea atera zion Kanboko auzapezak–. Arosteguyk bere etsipena agertu zuen emaitza horren aurrean, baina bere kanpainan eginiko lana defendatu zuen. Aldiz, Max Brisson alderdi bereko buruzagiak hitz garratzagoak izan zituen, betiere emaitza orokorra aitzat hartuta. «Sekulako porrota izan da, benetako gogoeta behar dugu egin, estrategia akats larriak egin baititugu».

Bosgarren barrutian, Colette Capdevielle jarduneko diputatu sozialistak bere eserlekua galdu zuen Florence Lasserre-David LREMko hautagaiaren aldean. Capdeviellek lortutako emaitzak aitzat hartu eta bere agintaldian zein kanpainan sozialistek eginiko lana txalotu zuen. M.U.

CENTRISTAS


Lassalle seguirá como no inscrito, categoría a la que se acogió tras salir de MoDem. Florence Lasserre-David y Vincent Bru deben elegir grupo, pero lo que es seguro es que ambos electos, de origen centrista, serán aliados de la mayoría de La République en Marche.