2017/08/01

Eguzki Irratia optará a la licencia de radio comunitaria de Iruñea

La radio libre de Iruñea felicita la decisión «valiente» del Gobierno de Nafarroa de reservar una licencia de radio para servicios comunitarios sin ánimo de lucro. Eguzki Irratia peleará por la licencia.

Aritz INTXUSTA|IRUÑEA
0801_kul_eguzki

Eguzki Irratia optará a la nueva licencia de radio que ha sacado el Gobierno de Nafarroa y que está reservada a servicios comunitarios sin ánimo de lucro. La radio libre de Iruñea lleva funcionando desde 1982 y ha sido cerrada por la Policía en cuatro ocasiones. Ahora, intentará aprovechar la oportunidad que brinda este nuevo concurso de licencias para salir de su situación de alegalidad.

«Nos presentaremos a este concurso con mucha ilusión y ganas de lograr el objetivo de conseguir la licencia. Pedimos al Gobierno de Nafarroa que esté alerta, vigile y no permita que entes que no tienen nada que ver con proyectos comunitarios o radios libres se camuflen para intentar obtener la citada licencia, lo cual constituiría un fraude sobre todo a la sociedad navarra en general», aseguraron Jorge Ribera y Fertxu Izquierdo, portavoces de Eguzki Irratia y de la asociación que la promueve (Ápice), respectivamente.

Según explicaron, el Gobierno navarro está siendo pionero a la hora de reservar una licencia de estas características, si bien es una práctica bastante extendida en otros países de Europa. La Ley General de la Comunicación Audiovisual del año 2010 es la primera que recoge, de facto, la existencia de estos servicios de comunicación comunitarios que carecen de ánimo de lucro. No obstante, «el Estado no ha otorgado ninguna licencia de este tipo de emisoras incumpliendo su propia legalidad y creando una discriminación frente a otro tipo de emisoras que ya han tenido multitud de licencias».

Más de cuatro décadas de lucha

Los portavoces de Eguzki Irratia entienden que la aparición de esta licencia (junto con otras dos de tipo comercial) viene a «paliar de alguna manera esta injusta situación». Asimismo, anima al Ejecutivo a presionar a Madrid para que proliferen concursos de licencias de este tipo, así como a llevar más allá el marco legal, pues entienden que la Ley General de la Comunicación Audiovisual resulta deficitaria en muchos aspectos.

Eguzki Irratia entiende que la nueva realidad se ha conseguido «como consecuencia de más de 40 años de existencia del movimiento de radios libres, en el que Eguzki Irratia ha estado siempre en primera línea, reivindicando el derecho a existir de estas emisoras, su regularización y el derecho que asiste a toda la ciudadanía a ejercer la libertad de información y de expresión, y que ha supuesto represalias de todo tipo».