2017/10/11

Sabalza, dispuesto a repetir

Le acompañan en su candidatura Fidel Medrano, Txuma Iso, Miguel Cuesta, Ignacio Yaniz y César Muniain, la única cara nueva.

Natxo MATXIN
1011_kir_osasuna

Bajo el lema “Osasuna avanza aurrera doa”, Luis Sabalza presentó la segunda candidadura por orden de aparición pública –hoy será la tercera, encabezada por Juan Ramón Lafón– que concurrirá a las elecciones rojillas de noviembre. Le acompañan en la plancha Fidel Medrano, Txuma Iso, Miguel Cuesta, Ignacio Yaniz y César Munia- in, este último la cara novedosa del grupo de candidatos.

Los componentes de dicha opción, en su mayoría actuales directivos, desgranaron cuáles van a ser sus objetivos de cara a los próximos años, un desglose en el que contaron con la ventaja de saber lo que es el club por dentro en estos últimos casi tres años, además de reconocer que «ha habido mala comunicación por parte de esta junta y algún otro mal recuerdo, como las formas en la salida de Martín», señalaron entre otras autocríticas.

Frente a ello, Sabalza defendió como aval de su candidatura la gestión global realizada, «algo que debería contar para los socios», y que ha permitido, a su juicio, que la entidad rojilla «haya ido sacando la cabeza y la marca Osasuna recuperarse, como demuestra que vayan a concurrir varias candidaturas a las elecciones». «Llegamos a un club repleto de problemas económicos, fiscales y judiciales, al borde de la desaparición, y ahora es muy diferente al de hace tres años», sacó pecho.

Plan estratégico y museo

Entre los retos troncales que se marca “Osasuna avanza”, Ignacio Yaniz resaltó la realización de un plan estratégico, «que determine qué aporta el club a Navarra, no solo en lo económico», la confección de un plan director de marketing y publicidad, la internacionalización, la digitalización y el fair-play social. Además, profesionalizar la estructura del club, «que ahora mismo es de subsistencia», la recuperación del patrimonio y la aplicación de nuevas tecnologías, fundamentalmente en el acceso a entradas.

En lo referente a la obra social de Osasuna, Miguel Cuesta defendió la presencia del club entre la capa más joven de aficionados, potenciar la Fundación, «abriéndola a las sugerencias de los socios», activar el bilingüismo –se firmaría un acuerdo con AEK–, crear un código ético «para que haya total transparencia», impulsar la remodelación integral de El Sadar –proceso de participación de socios incluido, en unas obras que se iniciarían al final de esta campaña y concluirían al principio de la siguiente–, junto a la creación de un museo y un centro documental del club, de ahí que se necesite digitalizar sus archivos.

Sabalza, por su parte, se centró en el proyecto deportivo, focalizando su intervención en Tajonar 2017, una iniciativa ya presentada en su momento. «Solo con esta herramienta conseguiremos que los canteranos no tengan un paso efímero».

 

«Quiero ser el presidente del centenario en Primera»

«Me gustaría ser el presidente del centenario en Primera, por eso me presento». Luis Sabalza volvió a repetir un anhelo que ya expresó cuando alcanzó el sillón presidencial, allá por diciembre de 2014. Sin embargo, declinó considerarse como el «favorito» a repetir cargo.

«Los socios son los que deciden y no me veo favorito, aunque creo que la gestión tiene que contar», aseguró en un acto de presentación en el que estuvo Alfonso Ramírez y también el defensor del socio, Ángel Etxeberria, de quien dijo que «siento que no siga en su puesto». Sabalza también aseguró que la candidatura no está cerrada y que «todavía no se han determinado qué nombres ocuparán las diversas áreas de trabajo».

No quiso dar su opinión sobre el hecho de que una de las planchas rivales estuviese avalada por un empresario mexicano. «No diré lo que pienso porque no me quiero meter en la casa de otros y cada uno es libre de presentarse como quiera, que sean los socios quienes decidan», insistió.

Por último, César Muniain, al que se le situaba en la onda de la candidatura de Lafón, explicó que «hubo un momento en el que solo querían la cabeza de Luis (Sabalza) y sus formas de trabajar en equipo eran muy diferentes a las mías. Me ilusiona subirme a este difícil tren».N.M.