2014/01/25

La dimisión de la cúpula de Hacienda destapa tratos de favor al Opus Dei

La Universidad de Navarra nunca ha declarado como «retribución en especie» las matrículas gratis de los hijos de sus 4.000 trabajadores. La gerente dimisionaria denunció en su carta de despedida que la consejera «cuestionó» una sanción al centro por este concepto.

Aritz INTXUSTA IRUÑEA
P007_f01

La marcha de la gerente de Hacienda, Idoia Nieves, y de su segundo, Manuel Arana, ha acabado por destapar un escándalo en torno a la Universidad del Opus Dei, cuya resolución está ahora en manos del Tribunal Económico Administrativo de Nafarroa. Nieves cita como un motivo de su dimisión «actuaciones concretas» de la consejera Lourdes Goicoechea relativas a la inspección de la Universidad de Navarra. Pero, al parecer, el presunto fraude fiscal es anterior a la llegada de Goicoechea y se produce desde que la universidad comenzó con su actividad.

Uno de los beneficios que tienen los trabajadores de la Universidad de Navarra es que sus hijos pueden estudiar gratis en ese centro y eso debe declararse en concepto de «retribución en especie». Sin embargo, Hacienda jamás ha cobrado un duro por ese concepto, según se desprende de una información publicada por «Diario de Navarra». Ese medio sostiene que existen dudas sobre si la matriculación gratuita en el centro debe considerarse como retribución en especie, pero es una afirmación rotundamente falsa. El texto refundido de la Ley Foral del Impuesto sobre la Renta de 2008 no puede ser más claro. En su apartado «G», detalla como retribución no dineraria: «Las cantidades destinadas a satisfacer los gastos de estudios y manutención del sujeto pasivo o de otras personas ligadas al mismo por vínculo de parentesco hasta el cuarto grado inclusive».

El hecho de que los trabajadores de la universidad del Opus no tributen por este concepto supone una pérdida millonaria de ingresos, dado que, como se encargó de recordar su rector, la Universidad de Navarra es la segunda empresa con mayor número de personal, solo por detrás de la Volkswagen. Sumados los empleados de la Universidad, la Clínica Universitaria y el CIMA rondan los 4.000 puestos de trabajo directos. Por otro lado, las matrículas de grado cuestan, por lo general, unos 10.000 euros por año (la carreras más caras son las relacionadas con Medicina y Derecho, que cuestan algo más de 13.000 por año). Y cada grado, son cuatro años.

En este presunto trato de favor a la Universidad están inmersos tanto UPN como PSN. En el año 2011, con Álvaro Miranda como consejero, se retocó la Ley de 2008 para quitar como retribución en especie el pago de estudios. Esta eliminación resulta incomprensible puesto que suponía renunciar a un ingreso en plena crisis económica. A pesar de todo, los inspectores de Hacienda actuaron contra la universidad y realizaron una inspección, en julio de 2012 (a los pocos meses de que Nieves asumiera la gerencia). Como los inspectores pueden revisar las declaraciones de hasta cinco años atrás, levantaron un acta por los ejercicios de 2007, 2008, 2009 y 2010. Actualmente, según informa «Diario de Navarra» el caso está en manos del Tribunal Económico Administrativo de Nafarroa.

Es precisamente en la resolución de este recurso donde Goicoechea habría intervenido dándole más motivos a la gerente de Hacienda para abandonar su puesto. La consejera, por su parte, ha negado cualquier intento «de gestión política» en este asunto, pese a reconocer -siempre según «Diario de Navarra»- que «habría manifestado en su día a los responsables de Hacienda su extrañeza con la sanción, dado que el tema estaba resuelto en la ley».

«Milagro» al recaudar de IVA

El Gobierno de Nafarroa hizo ayer públicos los datos de recaudación de 2013. La variación de los números en el último trimestre y, en particular, en los ingresos de IVA resultan llamativos. El Gobierno navarro reconoce que se han incluido 200 millones de euros provenientes de los ajustes con el Estado, pero aun así eso no explica el salto que ha dado este concepto. Con los datos a 30 de setiembre del año pasado, la Hacienda Foral había obtenido 426 millones de euros en concepto de IVA y, en el último trimestre, ha conseguido llegar hasta los 919. Es decir, prácticamente ha obtenido 500.000 euros y solo 200.000 se explican por los ajustes. Pese a dar semejante variación, la recaudación por IVA ha bajado un 13% si lo comparamos con el ejercicio anterior. En cifras generales, la recudación de 2013 vuelve a ser mala (-2,4%).

Habrá que ver quién firma esos datos de recaudación, si la exgerente o su sustituto, dado que la dimisión de Nieves días antes de cerrar del año levantó la sospecha de que no quiso avalar estas cifras y, precisamente por eso, decidió presentar su renuncia de forma «irrevocable». A.I.


 

 

Salimos a la calle a realizar un experimento...
 
¿Y SI NO SE CUENTA?
Kontatzen ez dena ez da