Errekaleor, el fracking y las energías renovables

Cuando oímos hablar del fracking por primera vez, la mayoría de las personas que participaríamos después en la pelea para que esa barbaridad no se llevase adelante, teníamos una idea muy superficial de lo que es y lo que supone la actual crisis energética.

2017/07/17

El pico del petróleo, del gas, del carbón, del uranio… eran términos que, como mucho, nos sonaban, pero no teníamos claro cuáles eran sus consecuencias.

Desde un primer momento, nos pareció fundamental conocer de dónde venían lo planes para hacer fracking. Por ello, combinadas con diferentes movilizaciones, organizamos charlas en las que contamos con personas de renombre que nos explicaron los pormenores del pico del petróleo y los demás hidrocarburos y las graves consecuencias que llevan aparejadas. Nos explicaron cómo cada vez era más difícil encontrar hidrocarburos, cómo cada vez costaba más extraerlos y cómo, los que se extraían, eran cada vez de menor calidad.

Esto que nos explicaron lo incorporamos inmediatamente a las charlas que nosotras dábamos, ya que, tan importante como explicar qué es el fracking, nos parecía explicar el contexto energético. Al mismo tiempo, vimos que el modelo energético era el motor, cada vez más grande, de un sistema depredador de recursos y destructor de vida. Todas éramos conscientes de ello anteriormente pero, el trabajo de estos últimos años en la lucha contra el fracking, nos ha dado una perspectiva mucho más amplia y una comprensión del problema mucho más profunda.

En las jornadas de energía que organizamos en 2013 y en las charlas de la Frackanpada de 2015 buscamos, además de hacer un buen diagnóstico de la situación, dibujar salidas tratando de implicar al mayor número de personas y colectivos, ya que la solución a este embrollo en el que nos han metido va a ser tarea de todas y todos. Por eso, cuando conseguimos paralizar los planes del gobierno vasco y prohibir el fracking, sabíamos que no nos podíamos relajar porque el problema de fondo persistía: el sistema capitalista y el modelo energético basado en combustibles fósiles seguía y sigue amenazando nuestras vidas y la del planeta que habitamos.

Antes incluso de lo que preveíamos, a finales del año pasado, tuvimos que ponernos de nuevo en marcha ante los renovados planes para llenar de pozos nuestro territorio y extraer gas, esta vez, de manera «convencional». Fue entonces cuando, tras una reflexión colectiva, nació Berriztu! que, además de oponerse a seguir profundizando en la dependencia de los combustibles fósiles, tiene el objetivo de cambiar el modelo energético y el sistema que lo promueve. Por el momento, gracias a la rápida movilización popular, los planes que el gobierno vasco tenía para empezar a perforar en primavera de 2017 se han visto aplazados. Según SHESA, la empresa pública responsable, puede que el retraso sea de hasta 2 años. En manos de todas está el que no se haga nunca.

¿Y qué tiene que ver todo esto con Errekaleor? Hace apenas un mes que Iberdrola, por orden del departamento de industria del gobierno vasco, cortó la luz en el barrio. Ese mismo departamento de industria que promovió el fracking y ahora promueve los pozos «convencionales» para sacar gas no convencional. Esa misma empresa, Iberdrola, dueña de Garoña, que pertenece al oligopolio energético y que ha sido condenada por robarnos a todas y todos.

Ante este ataque a Errekaleor la respuesta popular fue ejemplar. Fue ejemplar porque Errekaleor es un proyecto colectivo que va mucho más allá de la ocupación de unas viviendas para poder vivir. Así se pudo comprobar en la manifestación que se realizó el pasado 5 de junio, que supo integrar la respuesta al ataque con la propuesta de seguir avanzando en un nuevo modelo de vida y de sociedad que ponga el mantenimiento de la vida en el centro. Un modelo de vida sostenible, que no esté basado en la explotación ilimitada de recursos y personas.

Por eso, cuando nos hablaron de que tenían un proyecto para ser independientes energéticamente, mediante energías renovables y que necesitaban ayuda no lo dudamos. Tanto Berriztu! como Fracking EZ hemos puesto nuestro granito de arena y nos gustaría animar a quien todavía no lo haya hecho, a participar en la campaña de crowfunding. Nos gustaría acabar esta carta dando muchos ánimos y un abrazo a toda la gente de Errekaleor. Guk argi daukagu! Herria bizirik nahi dugu!

Artikuluak
César Manzanos Bilbao
2017/09/21
Maiana Bustinza Urxu
2017/09/21
Patricia Abad, Iñigo Rudi y Olga Risueño
2017/09/21
Maialen Begiristain, Beñat Apalategi, Jone San Ildefonso eta Joseba Alvarez
2017/09/21
Gutunak
Santiago González Vallejo
2017/09/21
Javier Orcajada Del Castillo
2017/09/21
Joseba Otano Villanueva | Administrazioan Euskaraz Taldea
2017/09/21