Empate técnico
Fátima Andreo Vázquez
2017/06/16

Se habla de empate técnico cuando los resultados de una encuesta electoral no apuntan a un claro ganador de la misma. Dado que las encuestas tienen siempre un margen de error, debido a que se efectúan sobre una muestra de la población a la que intentan representar, si la diferencia entre dos posturas es similar o menor a ese margen de error, el resultado resultará incierto, no siendo capaces los autores de la misma de establecerlo. Entonces se podrá hablar de empate técnico. 

¿Tiene sentido hablar de empate técnico una vez conocidos los resultados? En el momento en que ya se sabe qué ha ocurrido y sólo en el caso de que coincida el número de votos de dos propuestas podrá hablarse de empate. Sin más. O hay empate o no lo hay. Lo demás, son ganas de enredar las cosas.

Sí se puede hablar de resultado reñido. O muy reñido. Por ejemplo, en las últimas elecciones autonómicas, Ciudadanos no consiguió un escaño por 169 votos (y por los errores de sus representantes, habría que añadir). Lo que suponía un 0,05% del total de votos emitidos. Es decir, que ese parlamentario o parlamentaria que finalmente se llevó Geroa estuvo en un tris de no salir.

La noche electoral fue emocionante, los resultados cambiaban de un minuto a otro; se consiguió el cambio de gobierno por los pelos; todos los votos tuvieron su peso en los resultados. Pero ni hubo empate técnico, ni nadie lo pretendió. Porque así son las reglas del juego electoral: quien saca más votos gana. No hay más. Y quien gana adquiere el derecho a incluir o no entre sus propuestas las de sus adversarios vencidos. En el caso del gobierno de Navarra, todo el mundo tenía claro que el compromiso estaba con el cambio; que quienes habían ganado tenían todo el derecho a cambiar las cosas y que eso iban a hacer. Como en el ayuntamiento de Noain o en tantos otros sitios.

Y dado que a nadie se le ocurriría reclamar el premio de la loto cuando le falta un número (aunque dé rabia), ¿cómo se puede exigir un premio de consolación porque el resultado haya sido ajustado? ¿En base a qué? ¿Cómo cuadraría esta postura con la aceptación democrática de los resultados obtenidos, con la madurez, con la coherencia?

Artikuluak
Iñaki Lasagabaster Herrarte
2017/08/22
Markel Ormazabal Gaztañaga
2017/08/22
Bittor de Prado
2017/08/22
Gutunak
Jose Antonio González García
2017/08/22
Jexux Arrizabalaga Aramendi | Donostia Sutan elkartearen izenean
2017/08/21
José Luis Úriz Iglesias | Ex parlamentario y concejal del PSN-PSOE
2017/08/21