Maternidad subrogada en una economía globalizada
Ixone Rekalde Gracia | Militante de Antikapitalistak y Podemos
2017/08/10

Estamos en un punto álgido del debate, traído en primera instancia por C's a primera línea, de la maternidad subrogada, o como algunas preferimos definir, vientres de alquiler.

No voy a entrar en todas las consideraciones éticas, morales y legales ya ampliamente expuestas por personas muy relevantes de Podemos y Anticapitalistas porque me quiero centrar en la explotación de recursos humanos desde el primer mundo a los paises subdesarrollados.

Además de como una elección individual, maquillado con el eufemismo «lucro cesante», C's presenta su propuesta de maternidad subrogada desde un punto de vista tal y como es, neoliberal en su máxima expresión, es una transacción mercantil, donde hay una parte vendedora y una parte compradora, y de por medio una industria tecnológica y una industria intermediadora bien implantada y desarrollada, y lista para empezar a operar. Regulaciones las justas, laissez faire.

Atendiendo a esta lógica capitalista, y en un mundo globalizado, no puedo dejar de pensar en esas nuevas criaturas, productos fabricados con precio de venta, como un producto textil, digamos de Zara o Mango. En un mundo globalizado, donde fabricar en la India o Bangladesh sale infinitamente más barato que fabricar en España, porque, no es que la mano de obra sea más barata, es que fabrican en condiciones de esclavitud. Las leyes económicas en la comunidad europea, son tan flexibles y obedecen tan fielmente a la lógica capitalista, y los consumidores somos tan hipócritas y contradictorios que Zara puede fabricar en condiciones de esclavitud en países como India o Bangladesh, y vender los productos sin ningún problema legal ni ético en nuestros centros de consumo. Es decir, esos producto son absolutamente legales en la UE.

¿Qué precio le ponemos a un bebé gestado en un vientre de alquiler en España? No sé... no me atrevo a ponerle un PVP. ¿Y cuánto valdría hacerlo en la India?

Así, regular la maternidad subrogada en España, se trataría también de legalizar un producto fabricado en un país donde no existe ninguna regulación al respecto, donde fabricar el bebé sería infinitamente más barato para el consumidor español. Y con el agravante además de pasar ese producto por el muy estricto control de calidad occidental, donde se puede rechazar el producto si no quedamos satisfechos.

Es por ello que también hay que traer a primera línea de este debate el abuso, la explotación del llamado primer mundo hacia países subdesarrollados, donde pocas veces nos paramos a pensar las condiciones en las que son fabricados esos productos que luego disfrutamos en España y Europa. Y si... es verdad... no estamos hablando de productos. Estamos hablando de mujeres, de criaturitas, de seres humanos.

Artikuluak
Víctor Moreno
2017/12/15
Paul Bilbao Sarria
2017/12/15
Imanol Karrera e Iñigo Orella
2017/12/15
Alazne Intxauspe y Andoni García
2017/12/15
Gutunak
Anartz Muxika Andres | Orereta Ikastolaren zuzendari orokorra
2017/12/15
Javier Orcajada del Castillo
2017/12/15
Enric Vivanco Fontquerni
2017/12/15
Pedro Mari Usandizaga Añorga
2017/12/15