Nefastas consecuencias
Patxi Aznar Bellido
2017/06/19

Los argumentos dados por los pro-incineradores han sido tan generales, que no han tenido ni de cerca el peso requerido. De cualquier forma me gustaría resaltar lo dicho por Markel Olano al principio de la legislatura del 2015, esto es, que haría esfuerzos por reciclar cada vez más.

Desgraciadamente lo dicho no tiene nada que ver con la realidad y para fundamentarlo pondré el ejemplo de lo ocurrido en Donostia donde la tasa de separación en el 2016 ha sido del 38% habiendo bajado un punto con respecto a la del año anterior, rompiéndose la tendencia alcista de dicha tasa.

Para empezar y explicar lo que pasa en Donostia no se está cumpliendo lo dicho en campaña pues prometió que la prima a aquellos que hacían bien lo del orgánico sería del 20% y como sabemos actualmente solo se está dando el 15%. Pero es que además de esto, el pacto entre partidos hecho en este ayuntamiento con el objetivo entre otros de conseguir una tasa de separación del 60% lo han anulado.

Con un simple cálculo veremos el daño que a todos los donostiarras han ocasionado por tomar esta decisión. Si cada habitante de Donostia produce al año entorno a unos 275 kilos de fracción resto, si separaran el 60% como se pretendía con el acuerdo alcanzado, cada habitante generaría un montante de 220 kilos/año, es decir, se reduciría en 55 kilos por persona la fracción resto producida al año, que si lo multiplicásemos por los habitantes de Donosti, aproximadamente 180.000, nos da que la reducción global en vertedero sería de unas 9.900 toneladas.

Para terminar si cada tonelada vale en vertedero aproximadamente 173 euros, resulta que el ahorro por año de Donostia sería de 1.712.700 €. La pregunta para el señor Olano es la siguiente: ¿Por qué tenemos que tirar todo ese dinero a la basura? Ahora imaginémos que este cálculo se hiciera sumándole a Donostia todos aquellos pueblos de Gipuzkoa que no reciclan bien, el ahorro duplicaría o triplicaría la cifra aquí barajada.

Para finalizar solo quiero decir que un grupo de activistas desde el miércoles se han puesto en huelga de hambre en la plaza Easo para denunciar todo esto, ni que decir tiene que todo el la que se acerque será bien recibido.

Artikuluak
Eguzki Urteaga
2017/09/24
Sabino Cuadra Lasarte
2017/09/23
Unai Ugalde Olea, Susana Sandino García y Emilio Zubia Flaño
2017/09/23
Asier Blas
2017/09/23
Gutunak
Paul Bilbao, Xabi Gartzia, Joxerra Olano, Josu Reparaz | Kontseilua, AEK euskaltegiak, IKA euskaltegiak, Nafarroako Ikastolen Elkartea
2017/09/22
Enric Vivanco Fontquerni
2017/09/22
Santiago González Vallejo
2017/09/21
Javier Orcajada Del Castillo
2017/09/21