La UE arropa a una España cada vez menos europea
2017/12/08

La potente movilización del independentismo catalán en Bruselas apela de nuevo a la conciencia de la Unión para que se implique en favor de la democracia. Habrá quien crea que, visto lo visto y oído lo oído estos meses, esos miles y miles de demócratas catalanes dan una batalla perdida. Sin duda es una carrera de fondo, larga y difícil, pero en ella no cabe perder la perspectiva. La imagen de ayer sucede a la noticia del martes, trascendente. La decisión de España de retirar su euroorden contra el president Puigdemont y sus consellers refleja la debilidad de sus posiciones. Catalunya efectivamente no avanza hasta ahora en el tablero europeo, pero Madrid no deja de retroceder. Si el 1-0 se retrató ante Europa como un régimen que reprime las urnas a porrazos, ahora es el único estado del entorno capaz de encarcelar a un gobierno disidente. La sombra de Franco se ve en todo el planeta.

El Supremo no solo ha retirado esa euroorden porque sabía que los tribunales belgas iban a tumbar sus imputaciones, sino porque era consciente de que acto seguido, como es norma habitual a su favor y ahora ocurriría justo en contra, la UE haría piña con la legalidad. No iba a ser por tanto una derrota ante Bélgica, sino ante Europa. De igual modo que la revocación de la «doctrina Parot» por Estrasburgo en 2013 no fue solo un fracaso español ante la resistencia vasca, sino un fiasco de alcance comunitario.

Aunque el negociador Manuel Marín sea despedido estos días con honores de Estado, tres décadas después de entrar en aquella CEE España sigue siendo rara avis en Europa, y no por sus políticas sociales, económicas o su sistema político, homologables al resto, sino por su incapacidad de afrontar democráticamente las demandas de las naciones catalana y vasca. Que la UE del ínclito Juncker le apoye, con la nariz tapada a veces, deriva solo de su condición de Estado socio, pero no oculta su realidad de gigante con pies de barro. Con su perseverancia encomiable, Catalunya está aumentando ese lodazal de fondo.

Artikuluak
Iñaki Egaña
2017/12/16
Félix Zabalza Irigoyen
2017/12/16
Víctor Moreno
2017/12/15
Paul Bilbao Sarria
2017/12/15
Gutunak
Garikoitz Nazabal Etxabe | Gipuzkoako EHNEko presidentea
2017/12/16
Anartz Muxika Andres | Orereta Ikastolaren zuzendari orokorra
2017/12/15
Javier Orcajada del Castillo
2017/12/15
Enric Vivanco Fontquerni
2017/12/15