Franquismo y corrupción eran tan sinónimos, tan inseparables, tan la misma cosa que la gente ni se paraba a pensarlo. Tanto era así, tan indivisibles e [...]