ELA considera un «expolio» la privatización de Kutxabank y pide consultar a la ciudadanía

El sindicato ELA ha advertido de que la privatización de Kutxabank «supondría un expolio» al dejar en manos privadas «un patrimonio del conjunto de la sociedad» y ha demandado que se someta a votación de la ciudadanía, por medio de un referéndum, el modelo financiero que se desea para la entidad.

NAIZ.INFO|BILBO|2014/05/05 17:33|11 iruzkin
Ela
Adolfo Muñoz, Amaia Muñoa y Mikel Noval, responsables de ELA. (Luis JAUREGIALTZO/ARGAZKI PRESS)

ELA recoge la citada reclamación en un documento que ha elaborado para defender que «hay alternativas a la privatización» de Kutxabank, en el que plantea que previamente a ese referéndum se abra un debate social sobre el modelo financiero de la entidad.

Con dicho fin, el sindicato enviará el texto al lehendakari, el resto de miembros del Gobierno de Lakua, las Diputaciones, los diferentes alcaldes, el resto de los sindicatos y organizaciones sociales y los miembros en las asambleas de las cajas de ahorro integradas en Kutxabank (BBK, Vital y Kutxa).

Durante la presentación del documento en Bilbo, el secretario general de ELA, Adolfo Muñoz, ‘Txiki’, ha abogado por que se pregunte a los ciudadanos si quieren que con sus ahorros se juegue «en el monopoly de la especulación internacional».

A su juicio, una decisión de esa envergadura no puede ser adoptada «por una pequeña élite política y económica», a su juicio, una «élite antidemocrática que no cuenta con nadie».

Acompañado de los dirigentes del sindicato Mikel Noval y Amaia Muñoa, Muñoz ha reprochado que tras anunciar el presidente de Kutxabank, Mario Fernández, su intención de «privatizar el 70%» de la entidad, los políticos «se van poniendo en fila» y, una vez más, la política «aparece atrapada" por el poder financiero.

«Nadie obliga a privatizar»

El responsable de ELA ha preguntado «por qué no contaron» lo que iban a hacer desde el principio del proceso de integración de las cajas de ahorro y ha asegurado que «nadie obliga a privatizar Kutxabank» y que hay alternativa frente a una eventual privatización de la entidad.

‘Txiki’ Muñoz también ha instado a que se expliquen las consecuencias de la entrada del «70% de capital privado» en la entidad. «El capital privado viene a ganar dinero», ha evidenciado.

Según ha advertido, si se decide finalmente la privatización de la entidad «se va a pagar muy caro».

El sindicalista ha censurado, asimismo, que Confebask lamente las dificultades de acceso al crédito y «no encuentre responsabilidades de eso» en Kutxabank.

ELA critica que la actuación de Kutxabank cada vez está «más alejada» de la función social de las cajas y considera que tras su «bancarización», ahora se está «preparando el terreno» para la privatización del banco con una estrategia de nombramientos en Consejos de Administración de la entidad y otras empresas que «más parece comprar voluntades políticas» en favor de dicho proceso.

El sindicato defiende que existe alternativa a la privatización de Kutxabank y reclama que se dé marcha atrás a la «bancarización» de las cajas y que se mantenga el modelo que éstas han representado.