Internos denuncian agresiones policiales en el CIE de Barcelona

Según denuncian varios internos, unidades antidisturbios de la Policía española permanecen en el Centro de Internamiento de Extranjeros de la Zona Franca de Barcelona desde el 31 de diciembre. Los internos, de los que 40 permanecen en huelga de hambre desde hace cuatro días, aseguran haber sufrido numerosas agresiones por parte de los agentes.

@zalduariz|Barcelona|03/01/2014 12:40|2 commment
Cie1
Entrada del CIE de Zona Franca esta mañana, con el furgón antidisturbios en la puerta. (@TanquemElsCIEs)

Una cuarentena de internos llevaban cuatro días en huelga de hambre para denunciar las precarias condiciones de vida, las deportaciones y las constantes vejaciones de los agentes del CIE.

 

La campaña ‘Taquem els CIEs’ ha denunciado este viernes la grave situación en la que permanecen los internos del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIE) de la Zona Franca de Barcelona desde el 31 de diciembre, día en el que varias unidades de antidisturbios de la Policía española se instalaron en el centro. Ese mismo día, una activista de la campaña recibió una llamada desde el CIE en la que, con mucho ruido de fondo, un interno explicó: «Aquí están pegando personas, se han llevado a tres, los matarán a golpes. Llama a alguien para que venga, que venga alguien que los matarán».

Entre el 1 y 2 de enero las circunstancias se han podido aclarar parcialmente. Los internos denuncian que desde la tarde del 31 de diciembre «diversas dotaciones de policías antidisturbios se encuentran ubicadas en el CIE y, sin ningún motivo aparente, han golpeado indiscriminadamente a diversas personas retenidas en diferentes ocasiones dentro del centro», según se lee en la nota de prensa de ‘Tanquem els CIEs’.

Desde la campaña se informa que algunos internos han sufrido heridas graves debido a las agresiones policiales, pese a lo cual ningún interno ha sido trasladado a ningún centro médico. Además, la nota de prensa informa que, según los internos, «los agentes encargados de la custodia del CIE, la madrugada del 1 de enero celebraron la entrada del año consumiendo alcohol durante su jornada laboral y molestando y humillando a muchos internos».

Por la mañana, los antidisturbios se habrían encargado de despertar a los internos «enseñándoles unos palos de madera y diciéndoles ‘esto sí que duele’». Por la tarde, después de informar al director del CIE sobre lo sucedido, los internos denuncian que la policía «irrumpió en el espacio de las duchas cuando todavía no habían acabado y golpeó nuevamente algunos internos con los cuerpos desnudos y enjabonados». A todas estas agresiones se suma la deportación urgente, durante el día de ayer, de una de las personas agredidas.

Tanto la campaña a favor del cierre de los CIEs como abogados del Observatori del Sistema Penal i els Drets Humans de la Universitat de Barcelona (UB) han denunciado los hechos ante el Juzgado de Instrucción número 9 de Barcelona, que estaba de guardia el 1 de enero. De igual manera, los sucesos se han puesto en conocimiento de los juzgados de control del CIE de Barcelona y del Síndic de Greuges –Defensor del Pueblo–. Además, una comisión independiente de Derechos Humanos formada por abogados y médicos se ha dirigido esta mañana al centro con el objetivo de atender a los heridos y recabar más información.

Cabe señalar que unos 40 internos llevan cuatro días –antes de la intervención policial– en huelga de hambre con el objetivo de denunciar las precarias condiciones de vida, el aumento de las deportaciones en las últimas semanas y las reiteradas vejaciones que sufren por parte de un grupo de agentes que trabajan en el centro. Los sucesos ocurren un mes después que un ciudadano armenio se suicidase sin motivo aparente en la celda de castigo del centro.

RELATED NEWS