Anaiz Funosas
 

Anaiz Funosas (Baiona, 1979) inició su andadura política en los grupos de apoyo a los presos políticos vascos. Durante una década fue la voz y la imagen de Askatasuna, la organización antirrepresiva de Ipar Euskal Herria. Hoy preside el movimiento Bake Bidea y ejerce como concejal de la oposición en Hazparne.

«Me gustaría dirigir teatro»
Martin GARITANO | UDATE|10/08/2018 12:30
Etx_171201_494626
Anaiz Funosas (Bob EDME)

PREGUNTAS CON HISTORIA

Antoniette Faure, la hija del entonces presidente de la República Francesa interrogó al célebre novelista Marcel Proust a fin de conocer la verdadera personalidad del personaje. Hoy, el test se conoce como el “cuestionario de Proust”. Y también nosotros, sin el permiso de la autora, lo aplicamos, con una pregunta más, a figuras representativas de la política en Euskal Herria.

¿Principal rasgo de su carácter?
Soy una mujer entusiasta. Acepto los retos con entusiasmo, y me entrego con mucho empeño para superarlos.

¿Qué cualidades aprecia más en un hombre?
Me gusta la gente honrada. Aprecio la honestidad, la gente que es coherente con lo que predica.

¿Y en una mujer?
También la honestidad. Lo mismo en las mujeres que en los hombres.

¿Qué espera de sus amigos?
De mis amigas y amigos espero comprensión, que me comprendan y que sepan perdonar las faltas y los defectos de una. En eso se basa también la amistad.

¿Su principal defecto?
A veces me doy cuenta de que me muestro demasiado susceptible.

¿Su ocupación favorita?
Cuando tengo tiempo libre -que no es mucho- me gusta hacer punto. Dicen que es muy relajante. A mí me hace sentirme bien.

¿Su ideal de felicidad?
Vivir sin trabajar. Supongo que a todo el mundo le haría feliz poder vivir así, sin trabajar.

¿Cuál sería su mayor desgracia?
Perder una hija. No puedo concebir una desgracia mayor.

¿Qué le gustaría ser?
Directora de escena. Me encantaría dirigir una compañía teatral. En mis tiempos universitarios me dediqué también al teatro.

¿En qué país le gustaría vivir?
En el Nepal.

¿Su c0lor favorito?
El color morado.

¿La flor que más le gusta?
El clavel rojo. Krabelin gorria.

¿El pájaro que prefiere?
El búho.

¿Sus autores favoritos?
Joseba Sarrrionandia, Fred Vargas, Steinbeck.

¿Sus poetas?
Apollinaire, Jon Maia, Brigitte Fontaine.

¿Un héroe de ficción?
Willow, el campesino que quiso ser hechicero.

¿Una heroína?
Mafalda, la genial creación de Quino. Habla muy claro y dice muchas cosas interesantes que hacen pensar y reflexionar.

¿Su compositor favorito?
Wolfram Amadeus Mozart.

¿Su pintor preferido?
José Luis Zumeta.

¿Su héroe de la vida real?
Angela Davis, una luchadora infatigable contra el segregacionismo en Estados Unidos de América. Toda una vida en la lucha por la justicia.

¿Su nombre preferido?
Gartxot, un nombre navarro que viene desde la Edad Media.

¿Qué hábito ajeno no soporta?
Escupir. Me parece insoportable ver escupir a la gente.

¿Qué es lo que más detesta?
La estupidez, sin duda.

¿Una figura histórica que le ponga mal cuerpo?
Cristóbal Colón. Las consecuencias que arrastró.

¿Un hecho de armas que admire?
La lucha de los presos irlandeses del Bloque H en la prisión de Maze, en Irlanda. En demanda de su reconocimiento como prisioneros políticos, en 1981, murieron diez presos del IRA y del INLA en una heroica huelga de hambre, con Bobby Sands a la cabeza.

¿Qué don de la naturaleza le gustaría poseer?

¿Cómo le gustaría morir?
Ja, ja. Me gustaría morirme de risa.

¿Cuál es el estado más típico de su ánimo?
Soy muy optimista. Tiendo a ver el aspecto positivo de las cosas.

¿Cuál es el rasgo que más le desagrada de sí misma?
Lo he dicho al principio, la susceptibilidad.

¿Qué defectos le inspiran más indulgencia?
La ignorancia y la incredulidad me parecen los más fáciles de perdonar.

¿Tiene un lema?
“Gora bihotzak eta behera galtzak”.

¿Cuáles han sido sus quince minutos de gloria?
No sabría decirlo, tal vez no he tenido esos quince minutos de gloria.