In depth
Castillos navarros
Marko SIERRA|GARA
0917_kir_ibiliz2

DIVULGACIÓN


La localización de los castillos navarros en Bizkaia no es muy conocida, aunque sus diferentes atalayas defendieron el Reino de Navarra.

Es conocido por el colectivo montañero no solo de Bizkaia sino de toda Euskal Herria, el apelativo “montes bocineros”. Son aquellas montañas desde las cuales, mediante señales luminosas y sonoras, se convocaba a Juntas de Bizkaia. En cambio, es desconocida por dichos colectivos la localización de los diferentes castillos navarros en Bizkaia. Sus diferentes atalayas defendieron el Reino de Navarra.

Con el objetivo de dar cuenta de dicha realidad, iniciamos un nuevo curso, una nueva colección de excursiones, que tienen como común denominador precisamente eso: la presencia de castillos navarros en Bizkaia. Y qué mejor que empezar por su actual capital: Bilbo.

«A los pies de San Antón se encontraron restos de los edificios más antiguos de Bilbao, construidos sobre una peña que destacaba entre los humedales de la ría. Entre 1100 y 1200 se sucederán varias construcciones en este punto por donde el camino de Castilla atravesaba la ría, junto a un puerto natural en el que las naves podían fondear», todo ello acompañado de una ilustración. Así reza, así se “ilustra” el primer panel de la iglesia de San Antón (San Antonio de Abad), construida a finales del siglo XV y así se “ventilan” siglos de historia de construcciones previas sobre San Antón y al parecer sobre Begoña, sobre solar navarro ahora enterrado. Albergaría lonja, puerto y castillo navarro.

Partiendo del actual puente de San Antón (sustituye a otro cercano y denominado puente del Castillo), remontamos el Ibaizabal por su margen izda. (margen derecha en nuestro avance), bajo la peña que se alza delante. (¿Amilbe-o, Mil-ba-o, Bilbao, Bilbo?). Alcanzamos y atravesamos una amplia zona verde anexa a Abusu auzoa, hasta que una erreka nos advierte que hay que girar a derecha, remontarla entre calles, pasar bajo la línea del tren y tomar la desviación al barrio de Ollargan.

Junto a Eraikuntza Institutoa pasamos encontrando señales blanqui-amarillas de PR que conducen a Malmasín. Optamos por obviar dichas señales y por pista de piedra, iniciamos un ascenso más decidido, junto a paneles sobre el área recreativa de Montefuerte-Ollargan, donde se muestran los diferentes accesos que posee el lugar. Algún paso de cebra “amarillo” y la lógica ascendente, de nuevo por pista, nos conducen a un arbolado donde en tres ocasiones diversas sendas conducen a un nuevo acceso superior que, ascendente, nos llevará al collado que limita Gaztelu y Malmasín.

Como nuestro propósito es alcanzar las dos elevaciones, optamos por la izda en dos ocasiones, y por senda alcanzamos la cima de Gaztelu, con placa, buzón y antena incluida. Si avanzamos unos metros más, llegaremos a unas ruinas de época carlista, desde el cual se divisa el Bajo Ibaizabal entre el arbolado. Sería oportuno realizar excavaciones arqueológicas en el lugar para saber un poco más (0h y 55´).

Retrocedemos al collado y señalítica, para dirigirnos a Malmasín, que espera al frente. Al poco, veremos cómo la señal de PR que se dirige a Malmasín, aparece oculta entre la vegetación, e indica desvío a la izda. Tras nueva opción de izda y otra por la diestra en la siguiente vemos: “Malmasín a 500m”. El sendero se introduce en la masa de eucaliptos y la supera alcanzando la cima. Nuevamente falta más arqueología para saber más sobre su documentado castillo, y su castro de la Edad de Hierro en el lugar. El querer saber debe ocupar lugar. Por cierto, hay piedras rojizas, y esto era Arrigorriaga (1h 25´).

Una mirada circular muestra la importancia estratégica del lugar. Se divisa el bajo y el medio Ibaizabal, en definitiva el Gran Bilbao, el valle del Nerva (Nervión) con su atalaya central Untzueta, (a su castillo acudiremos), y cerrando el círculo Arnotegi, próximo objetivo de este Ibiliz. Enredar entre los helechos de esta cima es caer entre sus antiguos muros, y rodeando por su NW, recuperamos la senda de ascenso.

Retrocediendo a la doble señalítica de subida, nos dirigimos a Buia por sendero, camino, pista y carretera asfaltada en dirección SW, pasando por dos conjuntos de construcciones. Destacamos la segunda con bello caserío tras el cual Arnotegi asoma, creando bella postal. Giro a la dcha y posterior a la izda, nos sitúan sobre la AP68.

Atravesada ésta, a mano derecha en doble ocasión, descendemos por camino peatonal a Buia, paralelo a la AP68, encontrando diversas vallas, una zona de juegos y el barrio (2h 30´) que dejamos atrás para sin perder el vector director, alcanzar nueva vaguada con doble opción de izquierdas.

Tomamos la segunda, y por pista en ascenso (sin tomar en dos ocasiones la pista de la izda) seguimos, y tras curva, encontramos una valla de madera por donde continuamos, lo que nos permite alcanzar el cordal y discurrir por él. Así encontramos un área recreativa, que dejamos a la derecha obviando opciones más directas y ascendiendo por la pista. Así llegamos a la curva de otra vía de acceso superior, y por su derecha, obviando senderos directos, realizamos un nuevo giro. Ahora sí, atentos a la salida de un sendero que tomaremos tras atravesar un tramo con hayas intercaladas.

Dicho sendero alcanza rápidamente un camino más ancho que enseguida nos lleva al Gazteluzar, Castillo Viejo o Castillo de Los Mimbres en ruínas y de las guerras carlistas, y punto culminante de Arnotegi, 426m, con buzón incluido. Su vértice geodésico y sus mejores vistas aguardan decenas de metros más adelante. Desde un lugar cercano a este monte, debieron pintar aquel célebre lienzo, donde se refleja la villa y sus alrededores en 1575 (algo que se debería incluir en los paneles de la cima, 3h 30´).

Iniciamos un rápido descenso por senda, que alcanza una pista con mesas recreativas. Allí, por la derecha primero, por la izda después, y nuevamente por la derecha, tomando un sendero-atajo que evita curva, alcanzamos un nuevo conjunto de mesas y una valla de madera similar a la vista en el ascenso, e indicadora de que el tramo montañero finaliza. Por su derecha y por su frente, sobrepasamos la A-8, y a la derecha, descendemos por Kanpazargaina, Askatasuna Etorbidea, junto al Bilbao Arena, y tras giro a la izda llegaremos directos a San Antón por su célebre puente (4h 20´).

RELATED NEWS