Valencia Basket supera al Alba Berlín y a sus fantasmas en la final de la Eurocup (89-63)

Superando un 0-11 adverso de inicio, la escuadra taronja ha pasado por encima de un rival al que ya vapuleó por 44-67 en la final de la ULEB Cup de Gasteiz 2010. Los de Jaume Ponsarnau han conseguido además el billete para disputar la Euroliga de la próxima temporada.

Arnaitz Gorriti|15/04/2019
Eurocup
La plantilla de Valencia Basket posa exultante con el trofeo de la Eurocup en el zurrón (EUROCUPBASKETBALL.COM)

En el año 2010, el Valencia Basket entrenado por Neven Spahija y con De Colo, Claver, Nielsen, Pietrus o Lishchuk en su plantilla, vapuleó al Alba Berlín por 44-67 en aquella final de la ULEB Cup. Pero hace solo dos años, aquel Valencia Basket entrenado por Pedro Martínez perdió la finalísima de la Eurocup ante Unicaja perdiendo en La Fonteta ante un Unicaja que remontó no solo la eliminatoria, sino también 15 puntos de desventaja en el encuentro decisivo. Pero este Valencia Basket ha conseguido sobreponerse a sus fantasmas, incluso un 0-11 en contra de salida, para vapulear al Alba Berlín, 89-63,sumar su cuarta Eurocup y meterse en la Euroliga 2019/20 por la puerta grande. Will Thomas, aunque en el desempate de la Eurocup no haya jugado su mejor partido, ha sido designado MVP de la finalísima.

Ante la baja forma de Antoine Diot, Valencia Basket ha decidido dar de alta a un Guillem Vives que se perdió los dos primeros partidos de la final por problemas musculares. Más aún, Jaume Ponsarnau ha decidido introducir al base catalán en el quinteto titular, relegando al papel de escolta «ejecutor» a un Van Rossom que en el segundo partido anotó 6 triples de 8 intentos. No obstante, ha sido el Alba Berlín quien ha dado primero, adelantándose 0-11 sin que el técnico taronja haya parado el tiempo. Cuatro minutos después del salto inicial, ha sido San Emeterio el primer jugador local en anotar una canasta.

Una vez más, Valencia Basket se ha enfrentado a los fantasmas de su historia reciente. En ese sentido, el Alba Berlín de Aíto García Reneses se ha mostrado mentalmente más limpio, y sobre todo han practicado una defensa espectacular, con Clifford taponendo a Mike Tobey cada vez y con la consigna de que cada tiro y cada pase taronja fuera cada vez más difícil. Mientras, Peyton Siva y Giedraitis han arrancado martilleando el aro de Valencia Basket sin piedad ni nervios en apariencia: 4-14.

Precisamente han sido las faltas de Giedraitis y Siva, dos por cabeza, lo que le han dado el primer respiro a Valencia Basket, otorgando un parcial de 8-0 para los de Ponsarnau, ya que en el bando berlinés no ha terminado de asomar nadie para mantener la disciplina anotadora. Con todo, los de «don Alejandro» se las han arreglado para llegar al final del primer cuarto con ventaja, 17-18, sobreviviendo al emerger anotador de Matt Thomas –8 puntos– y a la buena dirección de, casualmente, Antoine Diot, que se ha querido desquitar de su malo partido en Berlín.

Un triple de Dubljevic ha inaugurado el segundo cuarto, dándole a Valencia Basket su primera ventaja: 20-18. Este enceste ha sido el inicio de un parcial de 8-2, con «Dubi» convertido en líder taronja mientras que Labeyrie ha impuesto su físico ante Luke Sikma, principal cerebro del Alba Berlín cuando Siva no está. La defensa valenciana ha elevado su nivel valiéndose de un arbitraje que ha permitido muchos contactos, mientras que un triple de Will Thomas desde la esquina izquierda, auténtica mina de oro taronja en la primera mitad, ha elevado el 30-20, rápidamente contestado por otro triple de Siva, que ha tenido que volver pese a sus dos faltas ante la falta de puntos de los de Aíto García Reneses.

Ante una Fuente de San Luis encendida, Valencia Basket se ha visto tocada por la inspiración. El Alba Berlín agotaba sus tiempos muertos porque los taronja porque los taronja han clavado cinco triples casi sin fallo, y moviendo el balón con criterio, mientras que los alemanes han empezado a bajar los brazos. Para más inri, a la vuelta del tiempo muerto, dos robos de Diot han supuesto dos canastas fáciles de Matt y Will Thomas y un 40-23 que a punto ha estado de dejar la final decidida. Suerte de sendas canastas que han encadenado Siva –triple– y Giedraitis –mate a la contra y triple– para dar aire a los berlineses, aunque el 40-31 del luminoso no es que fuera lo más halagüeño para sus intereses. Con todo, los taronja han respondido con un «dos más uno» de Will Thomas y un nuevo triple, obra de Dubljevic, para llegar al descanso con 46-33 en el marcador.

Rebotes contra los fantasmas

«Debemos recuperar nuestra defensa del primer cuarto», ha declarado en su intervención entre cuartos Aíto García Reneses. el pívot alemán Clifford le ha tomado la palabra y se ha hecho fuerte en la zona, encontrando en Giedraitis el martillo para tratar de limar la desventaja berlinesa.

Sin embargo, Alba Berlín ha sabido responder de la mano de San Emeterio, un viejo zorro que ha ido descaradamente a la búsqueda de faltas y tiros libres. Sin los alardes del segundo cuarto, Valencia Basket ha estirado su renta aún más allá, superando incluso la veintena, gracias a su dominio del rebote de ataque, uno de los puntos débiles de la zona 2-3 que ha ensayado Aíto García Reneses a la desesperada. Tan a la desesperada, que el técnico madrileño ha tenido una charla cara a cara con un desdibujado Luke Sikma, totalmente borrado por los nervios y las propuesta física de la defensa taronja.

Con 63-44 al final del tercer asalto, el único obstáculo de Valencia Basket camino a su cuarta Eurocup –tras los logrados en 2003, 2010 y 2014– y el billete a la Euroliga 2019/20 era su propensión a caer bajo la autopresión. Sin embargo, su dominio reboteador, con un inspiradísimo Dubljevic en esos menesteres, mientras que San Emeterio –que se ha permitido hasta un mate por encima de Nnoko– y Matt Thomas han puesto el candado a la Final, y le han dado la llave a Valencia Basket para la próxima Euroliga.

 

NAIZ KONTZERTUAK
Loading player...


Liher taldeak Donostiako Doka Kafe Antzokian emandako kontzertuaren unerik onenak.