Xi viste las Rutas de la Seda de transparencia y verde

En el discurso de apertura del Foro de la Franja y la Ruta para la Cooperación Internacional, el presidente chino ha defendido la transparencia, la lucha contra la corrupción y el «aspecto verde» como ejes sobre los que desplegar los macroproyectos impusados por su país.

NAIZ|26/04/2019 12:06
Xijinping
El presidente chino durante su discurso de apertura del Foro de la Franja y la Ruta.(Fred DUFOUR / AFP)

«Debemos insistir en los conceptos de apertura, desarrollo verde e integridad moral» de la Iniciativa de la Franja y la Ruta, ha señalado Xi Jinping, quien ha garantizado «transparencia», «combatir la corrupción con tolerancia cero» e «instar a todas las empresas participantes a que cumplan con los estándares internacionales».

De esta forma ha querido rebajar las dudas que ha creado la iniciativa por la ausencia de estudios de impacto medioambiental o los problemas encontrados hasta ahora por la incapacidad de ciertos países a la hora de hacer frente al pago de los créditos que concede el gigante asiático para construir grandes obras de infraestructura.

«Hemos lanzado la Iniciativa de Pekín sobre la Ruta de la Seda Limpia para construir una Ruta de Honestidad», ha anunciado Xi, quien ha asegurado que, «con el verde como color de fondo», se harán «prevalecer criterios ecológicos en la construcción de infraestructuras, inversión y financiación».

«Debemos velar por que la cooperación sea de alta calidad y sostenibilidad y en beneficio de los pueblos. Hay que introducir normas y reglas universalmente reconocidas, cumplir las leyes y ordenamientos jurídicos, y que las empresas adopten estándares comunes», ha añadido.

«Del continente euroasiático a África, de América a Oceanía, las Nuevas Rutas de la Seda han ofrecido nuevos espacios y plataformas para el crecimiento económico, el comercio y la inversión a nivel internacional, aportando nuevas experiencias y contribuciones a favor de la gobernanza económica global y del bienestar de los pueblos», ha destacado.

El presidente chino ha esgrimido, una vez más, que el gran objetivo de la iniciativa no es otro que «ofrecer oportunidades de desarrollo» y «el beneficio mutuo», así como «abrir nuevos horizontes para la reforma y apertura de China».

Representación internacional

Xi ha lanzado estos mensajes en la inauguración de la segunda edición del Foro de la Franja y la Ruta, que ha arrancado oficialmente hoy en Pekín, ante un auditorio en el que se hallaban 37 jefes de Estado y de Gobierno, así como de representantes de cerca de 150 países y organizaciones internacionales.

Entre otros, han apoyado la iniciativa china con su presencia el presidente ruso, Vladimir Putin; el primer ministro pakistaní, Imra Khan; el primer ministro italiano, Giuseppe Conte; su homólogo griego, Alexis Tsipras; el austriaco, Sebastian Kurz; el presidente suizo, Ueli Maurer; y el jefe de Estado egipcio, Abdel Fattah al-Sissi.

No ha habido delegación de Estados Unidos, lo que no es óbice para que la Administración de Donald Trump mantenga una intensa negociación bilateral con China en materia de comercio. De hecho, la próxima semana se iniciará una nueva ronda en Pekín al más alto nivel ministerial.

Mientras, la UE se ha presentado dividida. Ya que mientras Italia, Grecia o Hungría –con gobiernos de muy diferente ideología– están representando por sus jefes de Gobierno, la mayoría de los estados han enviado a los ministros de Exteriores, como el francés Jean-Yves Le Drian.

Durante su intervención en el acto de inauguración, Putin ha indicado que la iniciativa china es positiva para «hacer frente de forma común» a «desafíos» como «el bajo nivel de desarrollo y la brecha tecnológica», que conllevan riesgos como «la inmigración, la escalada de los conflictos regionales y las guerras comerciales».

«En Euroasia todos quieren un desarrollo pacífico, más intercambios, y Rusia está dispuesta a trabajar con otros socios de nuestra región y crear una comunidad económica, con mercado único y libre circulación de capital y de personas», ha señalado.

También ha intervenido durante esta ceremonia el secretario general de la ONU, Antonio Guterres, quien considera que la Iniciativa de la Franja y la Ruta ayudará a muchos países a alcanzar los objetivos de desarrollo sostenible, por lo que instó a los estados a «aprovechar bien» las oportunidades que ofrece el proyecto.

RELATED NEWS