La actuación de la Ertzaintza provoca tensión en la manifestación del metal en Bilbo

Miles de trabajadores se han vuelto a manifestar este viernes en Bilbo entre una atosigante presencia policial en el marco de la quinta jornada de huelga en el metal de Bizkaia, durante la cual se han producido cargas de la Ertzaintza contra los manifestantes. Una persona ha sido detenida y se ha imputado a otras tres por desórdenes públicos.

Agustín GOIKOETXEA|Bilbo|21/06/2019 13:19
Metal2
Cargas de la Ertzaintza contra la moviización sindical en la huelga del Metal.(Luis JAUREGIALTZO/FOKU)

Los sindicatos ELA, LAB, CCOO y UGT, convocantes de la huelga en demanda de un convenio «digno» en el sector, han asegurado que se ha dado un seguimiento mayoritario a su llamamiento, de en torno a un 85% de los cerca de 50.000 trabajadores metalúrgicos convocados. A esas centrales mayoritarias hay que sumar el respaldo de otras fuerzas como CGT, ESK, CNT y USO, que también han llamado a la protesta y a las movilizaciones. La Federación Vizcaina de Empresas del Metal (FVEM) ha rebajado el porcentaje a alrededor del 20%.

Tras la tensión vivida en la jornada de huelga de ayer, que se saldó con dos detenidos en Zornotza, la manifestación que hoy ha recorrido a mediodía el centro de Bilbo ha estado fuertemente vigilada por la Ertzaintza, con efectivos antidisturbios. Antes, en Deustu, policías autonómicos, provistos de material antidisturbios han forcejeado con integrantes de un piquete informativo que trataba de acercarse a un concesionario de Renault.

El férreo control policial también se ha vuelto a repetir en polígonos y los accesos a algunas fábricas y talleres. En Durango, los sindicatos se han concentrado ante los juzgados ante la toma de declaración de los dos huelguistas detenidos ayer.

La movilización ha comenzado a las 11.30 con sendas marchas que han partido en Botica Vieja y San Mamés para confluir en el Sagrado Corazón. Desde el principio, agentes de la Brigada Móvil se han situado en ambas aceras y han mostrado porras, escudos y lanzadores mientras los manifestantes les acusaban insistentemente de ser «los piquetes de la patronal».

En torno al mediodía ha arrancado la marcha entre continuas consignas de «borroka da bide bakarra», «jo ta ke irabazi arte», «patronala lapurrak», «menos policía más negociación» o «Bizkaiko metala borrokan», entre otras. La actitud de los ertzainas, en hilera por las aceras porra en mano, no ha hecho sino acrecentar la tensión. Además, a partir de la plaza Elíptica, los furgones policiales han invadido las aceras, lo que ha atemorizado a muchas de las personas que estaban realizando compras en Gran Vía o a turistas.

Para entonces, a consecuencia de los petardos y bengalas arrojados por los trabajadores, un contenedor ardía en el primer tramo de esa arteria principal de la villa. En las cercanías del palacio foral, tres personas han sido retenidas por la Ertzaintza, lo que provocado que la manifestación se haya detenido hasta que finalmente han sido liberados.

Una persona arrestada

La tensión no ha disminuido, al contrario se ha incrementado cuando integrantes de la Brigada Móvil han cortado la manifestación a la altura de la plaza Circular. Para entonces, había comenzado en el puente del Arenal el acto final, en el que iban a intervenir los diferentes representantes sindicales. Alguna carrera, porrazo (entre ellos a un fotógrafo de prensa), botella que ha impactado en los vehículos policiales y una persona arrestada, a la que la Ertzaintza ha acusado de atentado contra la autoridad.

Finalmente, el cordón policial se ha retirado mientras los manifestantes seguían la marcha camino del Arenal. En la plaza Circular, una docena de furgonetas de la Ertzaintza la ocupaban ante la expectación de los transeúntes.

Tras calificar la jornada de huelga de «éxito rotundo», los sindicatos ELA, CCOO, LAB y UGT han denunciado con dureza la posición que ha adoptado FVEM y el Ejecutivo de Lakua, a quien han calificado de «colaborador» de la patronal. «La Ertzaintza, empezando en los piquetes de la mañana y sobre todo en la manifestación de Bilbo, ha tenido una actitud intimidatoria, incluso llegando a parar la manifestación en su mitad, lo que ha generado momentos de tensión», han explicado, confirmando la detención de una persona.

Las centrales han exigido la liberación del trabajador «y que FVEM y el Gobierno Vasco abandonen la vía policial y judicial de una vez por todas».

 

RELATED NEWS