Condenan a Panificadora Alavesa a indemnizar con 100.000 euros a un trabajador por acoso

El Tribunal Superior de Justicia del País Vasco (TSJPV) ha condenado a Panificadora Alavesa SL a indemnizar con 99.994 euros a un trabajador, al considerar que la empresa recurrió a medidas destinadas a «minar la buena relación laboral» para motivar la extinción de su contrato.

NAIZ|12/09/2019

El TSJPV ha condenado a Panificadora Alavesa al entender que su conducta hacia el empleado, que trabajaba en la empresa desde 1987, supone un incumplimiento «grave» de sus deberes, según ha informado CCOO en un comunicado recogido por Europa Press.

El empleado afectado –recoge la resolución– se vio obligado a iniciar varios procedimientos judiciales frente a la empresa por cuestiones relacionadas con la modificación sustancial de sus condiciones de trabajo, vacaciones, sanciones o reclamaciones de cantidades económicas.

Señala CCOO que todo ello «es muestra de la obstinación de la empresa contra este trabajador», al que «no reconocía pacíficamente sus derechos hasta que no llegaban a la esfera judicial».

Críticas ante la plantilla

Según fuentes de la central, la empresa llegó a reunir a la plantilla para leer en voz alta una carta en la que se achacaba al citado trabajador una disminución intencionada de su rendimiento de trabajo, «culpándole de deficiencias en la calidad y errores en la producción».

En la misma misiva se culpaba a esta persona de dar muchos «paseíllos». La tensión generada en la reunión hizo que el afectado abandonase la misma y llamara a la Ertzaintza.

El responsable de Salud Laboral de CCOO, Alfonso Ríos, ha advertido a las empresas que estos comportamientos serán puestos en conocimiento de la opinión pública, ya que constituyen «un verdadero abuso», carecen de «ética» y resultan «completamente injustificables».