El entierro de Robert Mugabe enfrenta a su familia y al Gobierno de Zimbabue

El expresidente de Zimbabue Robert Mugabe será enterrado a principios de la próxima semana en una ceremonia privada en su pueblo natal, contradiciendoel deseo del actual mandatario, Emmerson Mnangagwa, de que recibiera sepultura en un acto público en el Acre de los Héroes Nacionales, en la capital del país.

NAIZ|HARARE|12/09/2019 18:35
Mugabe-rufaro
El féretro con los restos de Mugabe, a su llegada al estadio de Rufaro, donde miles de conciudadanos han acudido a darle su último adiós. (Tony KARUMBA/AFP)

Leo Mugabe, sobrino del exmandatario y portavoz de la familia, ha explicado a la agencia France Presse que los restos mortales del expresidente, fallecido el pasado día 6 en Singapur a los 95 años tras una enfermedad, «serán expuestos en Kutama [su pueblo natal] el domingo por la noche y será enterrado en la intimidad el lunes o el martes». «No irá al Acre de los Héroes Nacionales», ha remarcado.

El Gobierno había planeado, tal y como señaló ayer miércoles el propio presidente Mnangagwa, que el exmandatario fuera enterrado en el Acre de los Héroes Nacionales, en Harare, en un acto oficial presidido por el actual jefe del Estado, si bien Leo Mugabe ha negado la mayor.

El portavoz ha querido quitar hierro al asunto y ha rechazado la existencia de una disputa con el Gobierno, pero la familia no parece haber perdonado a Mnangagwa su apoyo al golpe que derrocó a Robert Mugabe en noviembre de 2017, pese a que el expresidente y su esposa han estado viviendo desde entonces en la mansión conocida como ‘Blue Roof’ (Tejado Azul) con ayuda de fondos estatales.

El Ejecutivo de Mnangagwa también ha corrido con los gastos de hospitalización de Mugabe en Singapur durante los últimos meses.

La molestia de los familiares de Mugabe también se ha hecho notar en un comunicado en el que han señalado que observan «con sorpresa que el Gobierno de Zimbabue está intentando imponer a la familia el programa del funeral y el entierro», algo que consideran «contrario a los derechos de Mugabe».

«Estamos listos y dispuestos a trabajar con el Gobierno para desarrollar un programa para el funeral y el entierro de Robert Mugabe que vaya de acuerdo con sus deseos sobre cómo deben ser enterrados sus restos mortales», ha asegurado la familia del exmandatario.

Último adiós

Sus restos mortales han sido trasladados este jueves al estadio de fútbol de Rufaro, en el municipio más antiguo de Harare, Mbare, donde entre hoy y mañana sus compatriotas podrán darle su último adiós.

Ya el sábado, serán llevados al Estadio Nacional de Deportes para la celebración de un funeral de Estado.

Mugabe, que gobernó Zimbabue durante 37 años, desde su independencia de Gran Bretaña en 1980, fue forzado a dimitir en noviembre de 2017 después de que el Ejército tomara el control del país y alzara al poder a Emmerson Mnangagwa.

El golpe de produjo en respuesta a la decisión de Mugabe de despedir a Mnangagwa, en medio de tensiones entre este y la primera dama, Grace Mugabe, sobre quién debía ser su sucesor. El relevo provocó el júbilo en las calles de un país próspero que el expresidente había llevado a la ruina.