Hunt e Iffland ganan en Bilbo el campeonato de saltos de altura

El inglés Gary Hunt y la australiana Rhiannan Iffland han rubricado sus títulos de campeones del Red Bull Cliff Diving, el circuito mundial de saltos de altura extremos, ganando la última prueba disputada en Bilbo ante miles de personas.

NAIZ|BILBO|14/09/2019 21:43
Clavadista2
Jauziak ezezik, oholtza gainean akrobazia atletikoenak egiteko gauza direla erakutsi dute zenbaitek.(Aritz LOIOLA | FOKU)

En categoría masculina, Gary Hunt ha logrado sacarse la espina de sus tres anteriores actuaciones en el Puente de La Salve. El ocho veces campeón del circuito y dominador de la especialidad en los últimos años ha sellado su triunfo con un espectacular clavado final que le ha servido para superar al ídolo local, el mexicano Jonathan Paredes.

Tercero, contra pronóstico, se ha clasificado el británico Aidan Heslop, que ha llegado a Bilbo como invitado y a sus 17 años ha asombrado con sus saltos a esos miles de seguidores que se han agolpado en ambas márgenes de la ría y sobre las decenas de embarcaciones que han seguido la prueba desde el agua.

El momento más emotivo de esta jornada final ha llegado en el inicio de la prueba masculina, cuando ha aparecido sobre la plataforma instalada a 27 metros del agua la figura del legendario Orlando Duque, poseedor de trece títulos mundiales y dos récords Guinness. El clavadista colombiano, 45 años, ha realizado el último salto de su carrera en Bilbo y por ello ha recibido el homenaje de público, jueces y compañeros,

La prueba femenina, como se esperaba, ha sido dominada con autoridad por Rhiannan Iffland, la auténtica reina de la especialidad.

La australiana ha cerrado en Bilbo una temporada perfecta en la que se ha impuesto en las siete pruebas del certamen, que comenzó en Filipinas y, antes de Bilbo, pasó además por Irlanda, Italia, Portugal, Líbano y Bosnia.

La canadiense Lysanne Richard, segunda, y la británica Jessica Macaulay han acompañado en el podio a la oceánica.

Según fuentes de la organización, han sido unas 49.000 personas, 22.000 en la jornada clasificatoria del viernes y 27.000 en las finales del sábado, las que se han congregado este fin de semana en la ría para seguir los saltos de los 24 clavadistas que han tomado parte en la competición.