Osasuna se abona al empate y firma su cuarta igualada seguida ante el Betis (0-0)

Como ante el Eibar y Barcelona, los rojillos volvieron a firmar tablas en El Sadar y encadenan su encuentro número 27 imbatidos en propio campo. [Estadísticas del partido]

Natxo MATXIN|20/09/2019 23:20
Adrian
Adrián ha firmado su primera titularidad como rojillo y ha estado muy generoso en varias jugadas ofensivas. (Jagoba MANTEROLA/FOKU)

Osasuna no sabe lo que es ganar en su feudo, pero tampoco perder. Ante el Betis ha encadenado su cuarto empate seguido, aunque el conjunto rojillo ha ido de menos a más y ha gozado de ocasiones claras para ponerse por delante en el marcador, pero el gol se le ha negado, especialmente al siempre batallador Chimy Ávila, que ha estrellado un tiro en el poste y ha tenido varios lances manifiestos para marcar.

Con el único cambio de Adrián –su primera titularidad como rojillo– por Brandon, la escuadra navarra ha buscado en los primeros compases del encuentro no dejar huecos atrás, esperar al rival y salir rápido para aprovechar los espacios béticos.

Eso ha llevado a unos primeros compases de dominio andaluz que han derivado en escasos disgustos, a excepción del pícaro Fekir en una jugada de estrategia que Rubén, bien colocado, ha enviado a corner.

Poco a poco, los anfitriones se han ido haciendo más incisivos, a medida que el Betis se iba encontrando más incómodo sobre el césped con la presión osasunista, especialmente en la salida de balón.

Un zurdazo raso de Roberto Torres que ha salido rozando el poste y, sobre todo, una contra de seis para dos que Joel ha acabado desbaratando con la pierna el remate final de Chimy Ávila han metido el miedo en el cuerpo de los visitantes, que ya no se han sentido tan holgados sobre el verde de El Sadar.

Pese a ello, su calidad ha dejado episodios peligrosos, como la doble ocasión de Juanmi al filo del descanso, especialmente un cabezazo cruzado que se ha marchado fuera por muy poco cuando el meta rojillo ya estaba batido.

Una marcha más
Ha perdido fuelle claramente el cuadro dirigido por Rubi tras el descanso, algo de lo que se ha aprovechado Osasuna para meterle una marcha más al envite.

Un balón profundo de David García buscando el buen desmarque de Adrián ha culminado, una vez más, con la generosidad del atacante asturiano, que ha cedido atrás a un Chimy Ávila que ha acabado estrellando el cuero en el poste, en el lance más cercano al gol de los locales.

Los de Jagoba Arrasate han apretado el paso y llevado la iniciativa en esos momentos, a diferencia del primer tiempo.

El acoso local, más que patente en la última media hora, incluso ha estado rozando el penalti con una falta sobre Fran Mérida a la que apenas le ha faltado un palmo para ser dentro del área. La ejecución de

Roberto Torres se ha marchado arriba por muy poco, pero aún ha estado más cerca del 1-0 un testarazo de David García en el segundo palo que ha salido excesivamente cruzado y la enésima de Ávila en el descuento que, forzado, ha rematado a las manos del infranqueable Joel.