El Movimiento de Pensionistas considera «prepotente y sectaria» la actitud de Urkullu

El Movimiento de Pensionistas de Bizkaia ha criticado la negativa de Iñigo Urkullu a reunirse con ELA y LAB, que tenían previsto explicarle los motivos y reivindicaciones de la huelga general del 30 de enero, y ha denunciado que se trata de una conducta «injustificable y un tanto prepotente y sectaria». También ha calificado de irrisoria la subida de las pensiones en un 0,9% anunciada por el Gobierno español.

NAIZ|20/01/2020
Pentsionistak
Movilización de los pensionistas de Bizkaia ante el Ayuntamiento de Bilbo (Marisol RAMÍREZ I FOKU)

Como todos los lunes desde el 15 de enero de 2018, el Movimiento de Pensionistas se ha concentrado frente al Ayuntamiento de Bilbo en defensa de su tabla reivindicativa que abarca, entre otras cuestiones, «unas pensiones dignas, su revalorización en función como mínimo al IPC, y la derogación de los aspectos regresivos de las reformas de las pensiones fijadas en 2011 y 2013».

En declaraciones a los medios, Jon Fano, uno de los portavoces del movimiento, ha criticado, además, la subida de las pensiones un 0,9% fijada por el nuevo Gobierno conformado por PSOE y Unidas Podemos en el Estado, que ha considerado «irrisoria» al aplicarse a todas por igual, con independencia de su cuantía y del hecho de que sean o no contributivas. «Reivindicamos algo elemental, 1.080 euros de pensión mínima para poder vivir con un mínimo de dignidad, de tal forma que con las medidas adoptadas no se soluciona ningún problema», ha advertido.

Asimismo, ha lamentado que se haya retrasado la subida del Salario Mínimo Interprofesional, al igual que ha sucedido con la derogación de las reformas laborales y pensiones realizadas en los últimos años.

«Con estos datos en la mano no nos queda otro remedio que seguir en la pelea», ha valorado, al tiempo que ha lamentado que se tome a los pensionistas «por tontos» cuando el Ejecutivo español dice que con el 0,9% se garantiza la «capacidad adquisitiva de todas las pensiones».

El 95% del movimiento apoya la huelga

Respecto a la huelga general del 30 de enero convocada por la Carta de Derechos Sociales de Euskal Herria, y las críticas vertidas desde UGT Y CCOO, Fano ha mostrado su «enfado» y ha subrayado que en los últimos meses los pensionistas han planteado a todas las centrales sindicales su tabla reivindicativa.

«Todos ellos, incluidos CCOO y UGT, manifestaban su acuerdo y que ahora digan que la huelga es unilateral, identitaria y que rompe el movimiento es algo que difícilmente se puede calificar», ha señalado Fano, para añadir que «más del 95% del movimiento» apoya la movilización general del día 30.

Por lo que respecta a la negativa del Iñigo Urkullu a reunirse con ELA y LAB –quienes tenían previsto explicarle los motivos y reivindicaciones de la huelga general–, Fano se ha mostrado muy crítico con la respuesta del lehendakari, quien consideró además «desproporcionada» la convocatoria. A su juicio, es «absolutamente falso como afirma el lehendakari que no se tenga competencia sobre las pensiones», ya que en Euskadi se aplica «el complemento a las pensiones mínimas vía RGI».

Asimismo, ha señalado que cuando el mandatario dice que se daña la economía del país con la huelga general del día 30, «lo que quiere decir es que se daña la economía de los grandes empresarios y banqueros». «Los pensionistas y trabajadores conformamos la mayoría de la población que demanda cosas elementales, por lo que la postura del lehendakari nos parece injustificable, y un tanto prepotente y sectaria», ha afirmado.

Asimismo, Fano ha valorado que los partidos políticos que están «incrustados en las instituciones» están llevando a cabo «una campaña sin límites» contra la movilización, aunque, pese a ello, ha augurado que el 30 de enero «el paro y la huelga va a ser muy grande».

RELATED NEWS