Putin retoma el referéndum que le permite eternizarse en el poder

Suspendido por el coronavirus el pasado 22 de abril, el presidente ruso, Vladimir Putin (68 años) ha convocado para el 1 de julio el referéndum de reforma constitucional que, entre otros puntos, le permitiría mantenerse en el poder hasta 2036. El «eterno» inquilino del Kremlin, que justifica su anuncio por cuestiones tanto logísticas y jurídicas como epidemiológicas, busca asimismo consolidar constitucionalmente su apuesta conservadora y paternalista.

Dabid Lazkanoiturburu|01/06/2020
Putin
El presidente Putin ha anunciado la consulta el 1 de julio. (Alexey NIKOLSKY/AFP)

El presidente ruso, Vladímir Putin, ha convocado para el próximo 1 de julio el plebiscito constitucional que le permitiría presentarse a la reelección en 2024, cuando habrá expirado su cuarto mandato presidencial.

El inquilino del Kremlin, que podría así mantenerse en el poder hasta el año 2036, considera «impecable» la fecha, tanto desde el punto de vista jurídico como sanitario, lo que ha sido corroborado por las autoridades sanitarias durante una teleconferencia emitida en directo por la televisión.

El «nuevo zar» ruso, que se vio obligado a cancelar la consulta prevista para el 22 de abril debido a la pandemia del coronavirus, y pese a que contaba con el respaldo a sus reformas por parte del Tribunal Constitucional, considera que un plazo de 30 días es más que suficiente para que el país tome las medidas necesarias para garantizar la seguridad de los votantes.

Según los datos actualizados hoy mismo, el coronavirus ha dejado en Rusia por segundo día consecutivo más de 9.000 casos, lo que eleva el balance a más de 414.000 contagiados pero «solo» 4.855 víctimas mortales.

Hoy mismo han reabierto por primera vez los comercios en Moscú, capital y epicentro ruso de la pandemia.

Enmiendas constitucionales

Putin ha hecho el anuncio tras una reunión con el grupo de trabajo para las enmiendas constitucionales transmitida por la televisión estatal

Las enmiendas establecen los nuevos requisitos que deberán cumplir el presidente del país, los miembros del Gobierno y del Parlamento y los altos cargos políticos del país.

Entre otras cosas, modifican las funciones del Ejecutivo y el Legislativo, prohíben expresamente la secesión de los territorios que integran Rusia y fijan el límite máximo de dos mandatos presidenciales de seis años, salvo para el actual mandatario.

Salario mínimo y Dios

Asimismo, las reformas reconocen derechos socioeconómicos como el salario mínimo y la actualización automática de las pensiones y elevan a rango constitucional la visión conservadora de Rusia con la mención a la «fe en Dios» y el principio del matrimonio solo entre un hombre y una mujer.

Avaladas por el Congreso y el Senado, Putin insiste en que las reformas sean ratificadas por los ciudadanos rusos en referéndum, algo que en principio está fuera de discusión.

Putin, hoy con 68 años, está completando su segundo y «a priori» último mandato consecutivo, que termina en 2024, tras haber ejercido previamente el cargo entre 2000 y 2008, cuando pasó el testigo a Dimitri Medvedev y él se trucó en primer ministro.