Teknikariok: «Nosotras también trabajamos en cultura»

El sindicato Teknikariok, que engloba a miles de personas que trabajan en el sector de la cultura, los eventos y espectáculos, reclama a las instituciones un plan específico que les tenga en cuenta. El 20% no tiene ya ningún tipo de ayuda y el 30% cobra menos de 600 euros mensuales. Este sábado han vuelto a protestar en Donostia.

OIHANE LARRETXEA|DONOSTIA|08/08/2020
Teknikariok
El sindicato Teknikariok ha realizado una concentración de protesta en Donostia. (Gorka RUBIO I FOKU)

Según los datos de Lakua, unas 7.000 personas se dedican a los sectores que han unido sus fuerzas bajo el paraguas de Teknikariok, un sindicato asambleario que nació hace pocos meses, casi por fuerza mayor. Técnicos de iluminación, de sonido y de imagen, transportistas, sastres, personal de producción… difícil citar a todas las profesiones que hacen posible que un evento cultural salga adelante. «No estamos bajo los focos, no salimos ante la cámara, pero somos indispensables para que las cosas salgan adelante», han reivindicado esta mañana en Donostia.

Se refieren a la cultura en general, a las programaciones estivales, tanto en recintos cerrados como abiertos, y a las fiestas de pueblos y ciudades de Euskal Herria que este año no tendrán lugar. Según ha contado a NAIZ el portavoz de Teknikariok, Gorka Agirre, los meses de verano son los más potentes y cuando más trabajo tienen. «Entre mayo y octubre recaudamos el sueldo con el que vivimos todo el año. Ahora estaríamos a pleno rendimiento, y mira cómo estamos», se ha lamentado en los bajos del Kursaal, donde se han concentrado.

La manifestación que Donostiako Piratak ha celebrado este sábado en Donostia les ha mostrado a su paso por el Kursaal su apoyo. «Hoy hubieran empezado las fiestas en Donostia, y el cien por cien de las personas que formamos parte de Teknikariok estaríamos trabajando. Nuestra profesión tiene mucha temporalidad por la naturaleza de los eventos y la propia actividad». De hecho, una de las peticiones que han hecho es que a las trabajadores con altas por obra y servicio se les reconozca su eventualidad, tal y como se ha hecho con los artistas. «Nosotras también trabajamos en cultura», han recordado.

No han escondido su preocupación. En la actualidad, más del 20% del personal no cuenta con ninguna ayuda, y tres de cada diez cobran unos 600 euros a mes. «Nuestro sector está muy mal regulado», ha lamentado, añadiendo que «cada vez, la criba para acceder a las ayudas es mayor». En ese sentido, señalan que se han conseguido ayudas específicas para el sector de la cultura, «pero ninguna» recoge a las trabajadoras de estos sectores.

También han pedido que los ERTE se alarguen hasta que la actividad se recupere «realmente», cosa que no ocurrirá en setiembre, opinan.

No quieren una normalidad que no existe, «no puede ser y lo entendemos, como no puede ser de otra forma», han afirmado, lo que desean es que la sociedad conozca la situación y lograr que las instituciones muevan ficha. «No tenemos noticias del Gobierno vasco, seguimos sin respuestas y sin mesa de negociación». A la propuesta de bajarse el sueldo, agregan: «Entre nosotras hay mucha gente que no tiene sueldo que bajarse».