El Gobierno francés empieza a asumir que muchos contagios se están produciendo en el trabajo

Después de que expertos lo hayan señalado estos días al hilo del incremento de casos de covid-19, el Gobierno francés abre la puerta a analizar lo que está ocurriendo en los lugares de trabajo y cambiar protocolos.

NAIZ|13/08/2020
Castex
El primer ministro Castex junto al titular de Sanidad. (Pascal GUYOT | AFP)

El primer ministro francés, Jean Castex, ha encargado a la ministra de Trabajo, Elisabeth Borne, y al secretario de Estado de las Pensiones y de la Salud en el Trabajo, Laurent Pietraszewski, que inicien conversaciones con las organizaciones patronales y sindicales para modificar los protocolos actuales, algo que debería suceder a partir de la semana próxima.

Se produce en un contexto en que expertos están ligando el aumento de contagios de covid-19 con la falta de medidas de control en las empresas.

Después de las directrices dadas el martes por Castex para extender la obligatoriedad de la mascarilla en los espacios públicos exteriores más transitados, un nuevo frente que se abre ahora en el debate sobre la forma de contener la epidemia es su utilización en los centros de trabajo.

El número de contagios por coronavirus en el Estado francés ha vuelto a aumentar un día más este jueves, con los 2.669 comunicados hoy por la Dirección General de Sanidad (DGS), que están por encima de los 2.524 de ayer, miércoles, cuando casi duplicaban los 1.397 del martes; en total, las cifras más elevadas desde el mes de mayo.

Por lo que se refiere al número de muertes, en las últimas 24 horas ha habido 18 solo en los hospitales (las cifras de las residencias no se actualizan todos los días), y ya suman 30.338 desde el comienzo de la epidemia.

La DGS indicó en su página internet que se llevan contabilizadas 209.365 contagios en total.

Más allá de las cifras brutas, otro elemento preocupante es que la tasa de positivos (en relación con los test realizados) sigue en línea ascendente, y en una semana ha subido al 2,3 %. Eso supone una décima más que la cifra divulgada el miércoles.

Las autoridades sanitarias francesas tienen identificados 233 focos que son objeto de seguimiento, de los cuales 28 se han detectado en las últimas 24 horas.

Por otro lado, ha disminuido ligeramente el número de personas hospitalizadas y se ha pasado de 5.012 el martes a 4.891 el miércoles y a 4.861 hoy.

Lo mismo ocurre con los ingresados en las UCI, ya que disminuyen hasta 374 este jueves, cinco menos que el miércoles.