El ugandés Joshua Cheptegei pulveriza el récord del mundo de los 5.000 metros

La prueba de la Diamond League que se ha celebrado en Mónaco ha dejado el récord mundial de 5.000 metros y además el récord de Europa masculino de los 1.500 metros masculinos y otras varias pruebas con la mejor marca mundial del año.

NAIZ|14/08/2020
Cheptegei
El ugandés Cheptegei posa junto a su marca. (Valery HACHE / AFP PHOTO)

El ugandés Joshua Cheptegei ha pulverizado el récord mundial de 5.000 metros este viernes con un registro 12:35.36, durante el encuentro de la Diamond League de Mónaco.

Cheptegei, coronado campeón del mundo de los 10.000 metros en 2019 en Doha, ha borrado del historial la marca establecida por el legendario fondista etíope Kenenisa Bekele, cuyo récord databa del 31 de mayo de 2004 (12:37.35). Cheptegei ha bajado en casi todas las vueltas del 1:01 y en las dos últimas de los 60 segundos para establecer el nuevo registro mundial.

Después de quedarse solo en los 3.000 metros, el ugandés ha volado a lo largo del tartán, siendo el segundo clasificado, el keniano Nicholas Kipkorir Kimel, pero que ha llegado casi 16 segundos tarde (12:51.78).

Con esta hazaña, Cheptegei, a sus 23 años, ostenta así tres récords mundiales, puesto que ya tenía los de los 5 kilómetros y los 10 kilómetros en carretera.

No ha sido el único récord de la reunion monegasca. Y es que el atleta noruego Jakob Ingebrigtsen ha roto el récord de Europa de los 1.500 metros tras fijar el cronómetro en un tiempo de 3:28.68, superando el anterior registro en poder del británico Mohamed Farah (3:28.81), cosechado en 2013.

Ingebrigtsen, eso sí, ha acabado la prueba reina del medio fondo en segunda posición, por detrás del keniano Thimothy Cheruiyot, que ha firmado la mejor marca mundial del año con un tiempo de 3:28.45.

Asimismo, el bicampeón del mundo en los 400 metros vallas, el noruego Karsten Warholm, ha firmado la sexta mejor de todos los tiempos sobre la distancia con un registro de 47.10 segundos en la primera prueba que ha corrido este año 2020. El nórdico, eso sí, no ha realizado la mejor carrera de su vida, ya que es poseedor de la segunda mejor marca de la historia de esta prueba, con 46.92 segundos, solo por detrás del estadounidense Kevin Young, que en los Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992 estableció el estatosférico 46.78.

En otra de las pruebas más destacadas, le keniana Hellen Obiri, ganadora de las dos últimas ediciones del cross Muguerza de Elgoibar, se ha impuesto en la prueba femenina de los 5.000 metros, con un registro de 14:22.12, estableciendo la mejor marca mundial de la temporada y la decimoséptima de la historia, por delante de la etíope Letesenbet Gidey (14:26.57) y la británica Laura Weightman (14: 35.44).

Black Lives Matter

Otro de los momentos más emotivos de la reunión de Mónaco ha tenido lugar en la final masculina de los 200 metros. El campeón mundial estadounidense Noah Lyles ha ganado con un registro de 19.76 segundos, mejor marca mundial del año, después de rendir homenaje al movimiento Black Lives Matter antes de la carrera.

Durante la presentación de los velocistas, Noah Lyles, de 23 años, ha levantado el puño derecho enguantado de negro mientras bajaba la cabeza, reproduciendo el gesto que hicieron sus compatriotas Tommie Smith y John Carlos en el icónico podio de los 200 metros en los Juegos Olímpicos de México en 1968.