Gestamp anuncia que cerrará dos empresas en Zamudio en las que trabajan 230 personas

El grupo Gestamp tiene la intención de cerrar Matricerías Deusto y GTS, ubicadas en Zamudio, en las que trabajan 230 personas, según han denunciado ELA y LAB, que han destacado que no aceptarán la destrucción de empleo.

NAIZ|29/09/2020
Tapia_gestamp_01
La consejera Arantxa Tapia acudió a la inaguración de la planta de Gestamp en Matsusaka (Japón), en octubre de 2018. (IREKIA)

El grupo Gestamp ha comunicado a los sindicatos que tiene previsto cerrar las empresas Matricerías Deusto y la ingeniería de troqueles GTS, ubicadas en Zamudio y en las que trabajan 230 personas, según han denunciado ELA y LAB, que han destacado que no aceptarán ninguna destrucción de empleo.

«Desde LAB comunicamos claramente que no vamos a aceptar este tipo de amenazas. Un grupo de empresas que en 2018 tuvo unos beneficios netos de 258 millones y en el 2019 212 millones netos, que recibe subvenciones públicas por parte de diferentes instituciones y ha utilizado la riqueza creada en Euskal Herria para crear puestos de trabajo precarios alrededor del mundo, no puede tomar este tipo de decisiones de la noche a la mañana», ha señalado LAB.

«Las instituciones tienen doble responsabilidad, por una parte por la falta de una política industrial y por otra, por no realizar ningún tipo de seguimiento ni control a las ayudas públicas que reparten. ¿Arantxa Tapia y su Gabinete van aceptar este despropósito sin inmutarse? Que hagan público cuánto dinero le han dado al Grupo Gestamp», ha añadido LAB, que ha destacado que las empresas amenazadas con el cierre son viables, por lo que no aceptarán la destrucción ni la precarización de los puestos de trabajo.

Por su parte, ELA ha asegurado que ambas plantas tienen carga de trabajo y ha rechazado su cierre y ha anunciado que «la lucha es el camino» para defender los puestos de trabajo y las empresas.

Ha recordado que Gestamp cotiza en Bolsa y que en los útimos años ha obtenido «beneficios multimillonarios» y ha denunciado que «su interés está en maximizar los beneficios de sus accionistas a costa del sufrimiento de cientos de familias».

«Ahora, aprovechando la coyuntura de crisis sanitaria, la multinacional vasca, que tiene 112 plantas en todo el mundo, pretende cerrar estas 2 en Euskal Herria y despedir a más de 200 trabajadores», ha censurado.

«Nos volvemos a encontrar ante otra gran empresa industrial vasca que vuelve a despreciar a la clase trabajadora vasca. Interpelamos al Gobierno vasco y en concreto a su Consejería de Industria para que no se ponga de perfil (como lamentablemente es habitual), impidiendo el cierre y los despidos», ha emplazado ELA.