0 comments

Al estilo de Lampedusa


Todas las mañanas en Info7 irratia

Confrontar en términos políticos con una derecha que ancla sus raíces en el fascismo puro y duro que lideró Franco durante cuatro décadas tiene sus ventajas. La principal, su debilidad argumental y la facilidad con que se destapa el velo y muestran sus vergüenzas a la primera de cambio.

Ayer mismo, el portavoz del Partido Popular en la Cámara de Gasteiz, Carmelo Barrio, exhibía sin pudor el verdadero espíritu que animó a la llamada Amnistía de 1977: de lo que se trataba era de perdonar a los miles de criminales del Franquismo, dotarles de inmunidad, a cambio de la puesta en libertad de unos centenares de presos políticos antifascistas.

Y así siguen, copando los principales consejos de administración; rigiendo en las principales estructuras de poder del Estado; manejando los paneles de control de los más poderosos medios de comunicación. Y así hasta la Conferencia Episcopal. Carmelo Barrio lo dejó bien claro: lo de la Amnistía que interpretamos como un triunfo fue en realidad algo así como “pelillos a la mar” y, en el mejor estilo de Lampedusa, cambiar todo para que nada cambie.

Lo bueno es que se les ve el plumero.

/