0 comments

¿Dia para celebrar?


Todas las mañanas en Info7 irratia

Hoy se celebra el Día Internacional de los Derechos Humanos. Y, con la eterna duda de para qué sirven estos días internacionales, entre los que brillan con luz propia algunos francamente ridículos, a uno se le ocurre que no hay gran cosa que celebrar en tal día como hoy. Estoy más por reivindicar que por celebrar.

Y es que, entrados ya con fuerza en el siglo XXI, la realidad resulta insoportable para quien siga creyendo en la vigencia de aquella bendita Declaración Universal. Basta con echar una ojeada a la prensa del día para contemplar cómo el fascismo se sigue abriendo paso en Estados Unidos, la potencia que más capacidad de influencia tiene en el concierto internacional.

No miren a Oriente porque el panorama es desolador, mientras la vieja Europa se ha vuelto sorda, muda y ciega ante el desastre humanitario de cientos de miles de personas que vagan, como fantasmas, en busca de un auxilio y un asilo que se les niegan.

No son buenos tiempos para los derechos humanos. Está claro.

Y aquí, en nuestra pequeña casa, la conculcación sistemática de estos principios sigue en pie. Miren, hoy mismo, a la Audiencia Nacional española.

/