5 comments

El arte de provocar

Provocar es un arte. Como el de hacer reir o llorar. Generar sentimientos en el prójimo es un arte, sea en positivo o en negativo.

Y hay que reconocer que Andoni Ortuzar, presidente del PNV, es un artista de la provocación. Siempre mirando a las filas del independentismo, claro.

Porque criticar a EH Bildu por "babear" A las puertas del Congreso de los Diputados español supera con creces el ámbito de la crítica política y entra de lleno en el de la provocación y la insidia.

Ortuzar, con un diputado menos que hace dos semanas y menos votos que hace unos meses, apunta en dirección equivocada. Pero ha conseguido disgustar -y no poco- a toda la base  social de la izquierda abertzale que se apresta en estos días a homenajear a Santi Brouard y Josu Muguruza.

A Josu no lo mataron por "babear" en la Carrera de San Jerónimo sino por representar a la multitud de ciudadanos que le votaron, a Esnaola lo malhirieron por lo mismo. Y a Santi por ser uno de los referentes más carismáticos del movimiento independentista.

Ortuzar ha zaherido queriendo provocar. Y muchos creemos que esa es una muy mala manera de avanzar hacia acuerdos.

/