3 comments

El comodín de Urkullu

Inmersos ya en las procelosas aguas electorales, cada cual saca a relucir sus comodines para aparentar que no participa en el ridículo espectáculo que nos han ofrecido.

Pedro Sánchez, en su afán por rascar votos a su derecha, exhibe el artículo 155 contra Catalunya como elemento de atracción para el  nacionalismo español más rancio. Como si hasta ahora nadie se hubiera percatado que el propio Sánchez y su partido lo encarnan a la perfección. Por la banda izquierda no juega porque confía en que Iglesias se cueza en su propia salsa y buena parte de su electorado le de la espalda, aunque sólo sea para irse a la abstención.

Y en Euskal Herria, Aitor Esteban se desgañita hablando de una fantasmagórica "agenda vasca"  que viene a ser una súplica más de transferencias pendientes desde hace décadas y dinero para pagar las obras de un tren que no sabe de donde parte y a donde irá. Si es que algún día arranca.

Pero el que tiene un comodín casi mágico es Urkullu, el lehendakari que menos ha legislado en cuarenta años. Llega al tramo final de su legislatura con un bagaje más que pobre en todas sus áreas de actuación y para salvar la papeleta señala a EH Bildu y le pide que... condene a ETA. ¿Ya lee los periódicos el Lehendakari?

/