0 comments

El deseo delata

Las ganas son delatoras. Y a Uxue Barkos, en Nafarroa, le ha delatado lo que muchos sospechaban desde hace mucho tiempo. Ahora lo ha dicho de forma franca: estaría muy a gusto en un gobierno con el PSN, el del agostazo y la traición histórica.

Es legítimo,  por supuesto, ubicarse cada cual en el terreno que le parece más acogible y más favorable a sus intereses. Los unos confesables y los otros, no tánto. Como lo hace el PNV cada vez que tiene ocasión. Lo han hecho tántas veces y en tántas instituciones...

A nadie que siga la política con atención sorprenderá esta opción ansiada por Barkos, con el españoleo y la partición por bandera. Pero esas cosas, siquiera por honradez, han de decirse en campaña. Para que el pueblo sepa a quien vota.

/