0 comments

Las negativas de Sánchez

El lema "No es no", aplicado a la libertad de las mujeres a mantener relaciones es más que afortunado. Es un mandato.

Y ahora Pedro Sánchez se lo ha apropiado para negar la libertad de mujeres y hombres. "No es no", dice y lo repite como un loro su portavoz Celaa. Pero no se trata de una negativa liberadora, sino impositiva. Porque su no a la libre determinación de los pueblos es un sí a la España de los Reyes Católicos, esa que han defendido siempre con la violencia por delante.

"No es no", dice en tiempos de campaña, para dar satisfacción al españoleo que anida en sus filas, para  retener a los tentados de transitar a su derecha.

Se equivoca Sánchez, una vez más. Como cuando sirvió de bastón para aplicar el 155 en Catalunya. Porque si su "No es no", el de los pueblos que quiere retener a la fuerza se puede tornar en un "Sí es sí". Y ahi se enfangará.

/