0 comments

Una respuesta inmediata


Todas las mañanas en Info7 irratia

La ponencia sobre el autogobierno de Gipuzkoa, Bizkaia y Araba, reunida ayer en el Parlamento Vasco, dejó una vez más a las claras la imposibilidad de avanzar por la senda de la Constitución Española y el acuerdo con los que ejercen la fuerza.

La propuesta del PNV sólo es posible -como reconocía Egibar- “si existe voluntad política”.

Pues como no la hay en la parte que manda y ordena, nada de nada.

La respuesta, además, vino de inmediato: el PSOE puso como condición la legalidad de un nuevo Estatuto de Autonomía, o sea, la unidad indisoluble de la nación española. Y el PP amenazó con poner en grave riesgo la convivencia. O sea, el barco de Piolín en el Puerto de Bilbao.

¡Que no nos mareen!

/