1 comment

Un desnudo escandaloso

Un siglo separa estas dos imágenes de la obra el  "Desnudo acostado" de Modigliani. Ha sido noticia por el alto precio alcanzado en la subasta de Christie´s, donde un multimillonario chino ha pagado más de 170 millones de dólares por ella. A alguien le puede parecer obscena la cifra. Pero hay algo más obsceno en esta historia: La  incomprensible censura de algunos medios de comunicación que han ocultado de la imagen los pechos y el sexo de la mujer para evitar, se supone, escandalizar al público. Las cadenas estadounidenses CNCB y Bloomberg TV los difuminaron, y el británico "The Financial Times" los tapó con tiras negras. A estos autoproclamados guardianes de la moral no se les ocurrió pensar que los espectadores miran un cuadro como se mira un cuadro.

Ignoro qué registro se activa en la mente humana para perpetrar este absurdo ni qué mirada turbia se desliza sobre una pintura para llegar a este despropósito. Registros pueriles y miradas patéticas, en cualquier caso. Pero algo ocurre para que tanto turbe la desnudez de una mujer en estos tiempos de violencia explícita en que, con razón, nos revolvemos porque en algunos lugares del mundo las mujeres son obligadas a tapar su cuerpo por completo. Al tiempo, que esto es empezar y pronto alguien propondrá cubrir la Venus de Milo, el David de Miguel Angel o retocar los frescos de la Capilla Sixtina.

Se avecinan tiempos de pérdida de libertades. Y vivimos en la era de una falta de sentido común planetaria. Caminamos hacia atrás, en dirección estúpida. Y en estos tiempos escabrosos, en los que hasta Hollande nos quiere aterrorizados, "La libertad guiando al pueblo" de Delacroix, emblema y símbolo, corre el riesgo de sufrir mutilaciones. Y no solo porque la figura central sea una mujer con un pecho al aire.

/