0 comments

Ven lo que quieren que veamos

A la izquierda, Nicola Sturgeon, primera ministra de Escocia. A la derecha, Theresa May, primera ministra británica. Dos mujeres líderes reunidas para decidir el futuro y la relación de sus países tan solo a unas horas de que el Brexit empiece a marcar la cuenta atrás. Ahí es nada. Sin duda, el encuentro merecía la portada de los medios británicos y escoceses.

También lo llevó a primera página el diario sensacionalista "Daily Mail", pero sin ver nada de todo lo anterior.  Estrelló así el titular «No importa el Brexit, sino el legs-it (quién ganó en piernas, se podría traducir)» y dio paso al artículo «¿Sus mejores armas? Esas piernas», deteniéndose en el detalle de que Sturgeon es más coqueta por posar con las piernas cruzadas.

No voy a gastar una línea más en esa coronación de machismo que brota a borbotones. Las reacciones en contra han sido múltiples, porque es lógico que algo así no quede sin respuesta. Es, además, necesario. Las miradas no son neutrales. Ven lo que quieren que veamos. Con miles de visiones y miradas que remachan el orden establecido se construyen culturas hegemónicas, se levantan falsas certezas, se hilvanan relatos de parte y se asientan territorios de prohibiciones y espacios de injusticia.

Pero, ya que estamos, le recomendaría a Sturgeon que no cruce las piernas. Es malo para la salud y a ella le conviene estar en plenitud de facultades.

/