chronicle
 
Aldaketa, una formulación en positivo

Esta tarde se ha llevado a cabo el acto central de campaña de Aldaketa, una formulación distinta e interesante reflejo de un tiempo diferente.

@gara_ialtuna|17/12/2015
20151217_aldaketa_elecciones
Los candidatos al comienzo del acto de hoy en Iruñea. (Iñigo Uriz/ARGAZKI PRESS)

¿Quién hubiese dicho hace prácticamente nada que pudiera llevarse a cabo en Euskal Herria una alianza como la de Aldaketa? Una candidatura que cuenta con el apoyo de Geroa Bai, EH Bildu, Podemos e Izquierda-Ezkerra en las elecciones para el Senado en Nafarroa.

El mero hecho de la coalición, aun limitada en su extensión –solo al Senado– y su intensidad –cada partido tiene sus propias prioridades–, supone una variable importante en un país en el que este tipo de acuerdos resultaban pura quimera.

Las consecuencias son múltiples. Primero, que la acumulación de fuerzas en torno a esos partidos llegue a cotas electorales, en número de votos a una única candidatura, nunca alcanzadas en ese territorio.

Asimismo, supondrá una reafirmación del cambio registrado en las pasadas elecciones forales y municipales, aunque no cabe interpretar estos comicios en clave de reválida, como hoy mismo ha afirmando la presidenta Uxue Barkos en unas declaraciones en el Parlamento navarro.

Al unionismo, supuestamente siempre tan respetuoso con los procedimientos legales, también le gusta retorcer la realidad. Lo hizo con las elecciones catalanas, cuyo carácter plebiscitario negó inicialmente y luego –queriendo sumar todo el voto que no fue exactamente independentista– casi llegó a reivindicar en su particular lectura política. Ahora, parece que algunos se aprestan a deslegitimar la mayoría soberanista en el Parlamento catalán y desgastar a Mas en función de los resultados del 20D.

¿Podrían intentar un discurso similar en Nafarroa según qué deparen las urnas? Quizá alguien lo pretenda si los grupos de la oposición al Ejecutivo del cambio suman más votos que los que lo apoyan. La derecha navarra lo puede intentar, después de que tras los resultados de mayo quedase groggy, sin poder balbucear siquiera algo que pudiera amortiguar lo sucedido.

Acumular fuerzas no es algo que hayan buscado solo las formaciones del cambio. Significativa ha sido la revelación aparecida en la entrevista publicada hoy por “Diario de Navarra” con el candidato del PSN, Jesús María Fernández Díaz, en la que se desvelan «contactos oficiosos» para que UPN, PSN y PP pudieran llegar a algún tipo de unión de cara a la lista al Senado, pero que el partido de Fernández terminó rechazando.

El reto histórico es muy importante, por lo que se espera responsabilidad por parte de las fuerzas del cambio, que colaboran para el Senado y, si hay que ser sinceros, no se lanzan demasiadas pullas en su disputa para el Congreso. El discurso en positivo en favor de la nueva etapa en Nafarroa es predominante, como lo ha sido hoy en el acto central de Aldaketa en Iruñea.