Sanferminak 2015
Albisteak
Una manada dividida en dos propicia un encierro vistoso y limpio

La manada se ha dividido en dos, pero a pesar de ello y de lo masificado que estaba el encierro se han podido ver bonitas carreras y no se ha producido ninguno herido por asta de toro.

NAIZ|12/07/2015
Idoia
Este domingo se han podido ver carreras bonitas. (Idoia ZABALETA / ARGAZKI PRESS)

Los toros de Conde de la Maza han completado el recorrido en dos minutos y 27 segundos. Al ser domingo, el encierro ha estado masificado, pero salvo algún que otro percance por contusiones, no ha habido heridos por cornadas.

La manada ha salido unida de los corrales pero ya a la altura de la imagen de San Fermín, en la cuesta de Santo Domingo, han comenzado a estirarse para, progresivamente, quedar divididos en dos grupos.

La carrera ha ofrecido bonitos momentos, con los mozos corriendo ante las astas y entre los dos grupos de toros.

La manada ha salido puntual a las 8.00 horas de los corrales de Santo Domingo, unida y encabezada por los mansos, este año muy veloces, lo que ha propiciado que a los pocos metros comenzara a estirarse y quedara cerrada por uno de los toros, mientras que otro de ellos tomaba ya la cabeza.

De forma limpia y noble, características que han marcado también el resto del encierro, han avanzado por este primer tramo, en el que uno de los astados ha mirado repetidas veces hacia su derecha, aunque sin alcanzar a ningún corredor.

Ya en la plaza del Ayuntamiento la manada se ha dividido definitivamente en dos, con un primer grupo compuesto por dos cabestros y tres toros, y el segundo con el resto de los bureles y mansos.

En la calle de Mercaderes, a cuya entrada un mozo imprudente ha tocado a uno de los bravos, que afortunadamente no le ha prestado atención, los del Conde de la Maza han continuado a buena velocidad y mantenido su limpia carrera.

Ambos grupos han tomado, bien guiados por los mansos, la curva de entrada a Estafeta, si bien uno de los toros ha perdido las manos aunque sin llegar a caer al suelo.

De esta misma manera han avanzado veloces por la mítica calle Estafeta, donde pese a que algunos de los corredores intentaban tocar a los toros, la limpieza ha sido la tónica en las carreras, algunas de ellas interrumpidas por las caídas.

Ya en Telefónica, el primero de los grupos ha enfilado el tramo muy estirado, mientras que el segundo ha avanzado compacto, aunque muy pegado a la parte derecha del vallado, que incluso uno de ellos ha llegado a barrer.

La entrada de la plaza, pese a la caída de dos mozos en la cara de uno de los toros, sin consecuencias, ha sido también ordenada y la manada ha entrado sin problemas en chiqueros, aunque con una diferencia entre ambos grupos de unos 20 segundos.

Al término de la carrera, en las primeras informaciones del Servicio de Urgencias del Complejo Hospitalario de Navarra, solo se ha recogido el traslado de un corredor con traumatismo en un brazo.