GARA
ankara

Turquía da alas al ISIS al aumentar la presión sobre las milicias kurdas

Los recientes éxitos de las milicias kurdas del YPG contra el Estado Islámico han puesto nervioso al Gobierno turco. Al punto de que ultima una operación militar contra los kurdos de Rojava. Algunas fuentes aseguran que ya han comenzado los combates en la frontera.

gara-2015-07-06-Noticia

Las Unidades de Protección del Pueblo (YPG), milicias kurdas de territorio formalmente sirio, negaron ayer que se estén enfrentando al Ejército de Turquía en la frontera entre ambos países, tal y como informó el opositor Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).

El portavoz de las YPG, Ridor Jalil, desmintió que haya combates entre sus fuerzas y soldados turcos en la zona de Tel Abiad, entre la provincia de Al-Raqa y el territorio de Turquía.

El OSDH había informado sobre combates cerca del puesto fronterizo de Tel Abiad, localidad de la que los kurdos expulsaron al Estado Islámico (ISIS) el pasado 15 de junio. El citado observatorio, con sede en Londres pero con una amplia red de informantes sobre el terreno, informó de muertos y heridos.

El Gobierno turco ha incrementado la presión sobre los kurdos y amenaza con una intervención militar para crear una zona-tapón de 100 kilómetros de largo y 30 de profundidad en territorio sirio entre Oncupinar y Karkamis.

Reuniones con militares

Huelga decir que el objetivo principal es impedir que los kurdos puedan profundizar en la experiencia de gobierno integrador de Rojava, una alternativa tanto al régimen de Damasco como a la rebelión crecientemente sectaria.

El presidente turco, Recep Tayip Erdogan, asegura que no permitirá «un nuevo Estado en el norte de Siria», un objetivo que no está en la agenda del PYD, formación kurda mayoritaria en Siria. Igualmente, Erdogan acusa a los kurdos de practicar la limpieza étnica cuando Kurdistán Occidental se ha convertido en refugio de todo el que huye de la barbarie en que se ha hundido Siria. Erdogan convocó hace una semana al Consejo Nacional de Seguridad. El domingo el Ejército reunió a los comandantes estacionados en la frontera.

Lo que sí está logrando Ankara, conscientemente o no, es ayudar al ISIS en su contraofensiva contra los kurdos. Ayer retomó el control de la localidad de Ain Issa, al norte de Raqa (capital siria del Califato), tomada por las YPG hace dos semanas.