12/09/2018

La ministra española de Sanidad dimite por el escándalo del máster

La ministra española de Sanidad, Carmen Montón, dimitió para «no perjudicar al Gobierno» en una jornada en la que el presidente, Pedro Sánchez, le había expresado su apoyo y en la que se conocieron nuevas revelaciones sobre presuntas irregularidades de su máster.

GARA|madrid
0912_mun_monton

La ministra española de Sanidad y Bienestar Social, Carmen Montón, presentó ayer su dimisión después de que se conocieran nuevas supuestas irregularidades sobre su máster en la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) Montón explicó que dimitía para que el caso no influya en el Gobierno de Pedro Sánchez.

En una comparecencia convocada en el Ministerio, la ministra indicó que «he sido transparente y honesta No he cometido ninguna irregularidad. Lo he defendido y lo voy a seguir defendiendo con toda convicción y con la conciencia muy tranquila».

«En todo momento he sentido la calidad humana, apoyo y afecto del presidente del Gobierno. Los españoles y españolas tienen un magnífico presidente del Gobierno y para que esta situación no influya le he comunicado mi dimisión», explicó.

Apoyo de Sánchez

Solo cuatro horas antes, Sánchez, había avalado a la ministra al afirmar que «lo único que puedo decir como presidente del Gobierno es que la ministra está haciendo un extraordinario trabajo y lo va a seguir haciendo». Sin embargo, en sus declaraciones, y a pesar de las preguntas, evitó hablar de la posible dimisión.

Después de que Montón presentara su renuncia, el presidente del Gobierno, le agradeció, a través de Twitter «su compromiso con la igualdad y la justicia social». «Tu decisión, valiente, te honra», añadió.

La dimisión culminó una jornada en la que las peticiones para que la ministra diera el paso, incluso en el seno del PSOE, fueron en aumento, después de que aumentasen las revelaciones sobre supuestas irregularidades en sus estudios.

La URJC –centro ya salpicado por los casos de la expresidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, y del presidente del PP, Pablo Casado– informó de que había detectado cambios en la notas de la exministra y que revisaría «asignatura por asignatura» para averiguar cómo se han producido y depurar responsabilidades.

Según el eldiario.es, Montón no aprobó todo su máster en junio de 2011 y, al menos en una asignatura, aparecía con un «no presentado» cuando acabó el curso que ella defiende que había superado. La ministra realizó el curso entre 2010 y 2011.

El medio digital sostiene que el 25 de noviembre de ese año «alguien entró en el sistema informático» de la URJC y cambió ese «no presentado» por un «aprobado», pese a que las actas del curso ya estaban cerradas.

Unas informaciones para las que la ministra reconoció que no tiene respuesta y que, si se le hubiera advertido, lo habría subsanado «con toda tranquilidad».

Más tarde, la cadena de televisión La Sexta puso la gota que colmó el vaso al revelar presuntos plagios en el Trabajo Fin de Máster que Montón presentó, al señalar que contiene textos idénticos a los de otros autores en 19 de las 52 páginas, y estarían mal referenciados, mal citados y no aparecerían a pie de página ni en la bibliografía.

Por la mañana, en declaraciones a la Ser, Montón había considerado injusto dimitir porque –sostuvo– no es responsabilidad suya si se alteraron las calificaciones después de finalizar el curso. Con todo, evitó desmentir o confirmar si pensaba renunciar. Y aseguró que estaba hablando «en todo momento» con la vicepresidenta del Gobierno, Carmen Calvo, y con el presidente, quien «quiere que esté fuerte y que dé explicaciones claras». «Sánchez piensa como yo, que hay que dar la cara y contar que no he cometido nada irregular y no dar excusas», subrayó. Pero líderes del PSOE ya daban por segura la renuncia.

La renuncia pone ahora el foco sobre el PP y Pablo Casado

El PP y su presidente, Pablo Casado, habían sido prácticamente los únicos en no demandar la dimisión de Carmen Montón, e intentaron pasar de puntillas sobre el caso, que deja en evidencia el del propio Casado. Sobre el líder del PP se volvieron las miradas políticas y las peticiones de dimisión.

El PP insistió en desligar el caso del máster de la ministra del suyo porque se trata de cursos distintos y hay «diferencias brutales» entre ambos. Fuentes de la dirección del PP aseguraron, antes de que se conociese, que una eventual dimisión de Montón no afectaría a Casado. También subrayaron que el líder del PP mostró una «transparencia absoluta» y no se siente ofendido cuando hablan de «chiringuito»en la Universidad Rey Juan Carlos. Porque no niega que lo fuera, pero él conscientemente «no lo sabía», apuntaron. Por otro lado, desde el entorno del presidente del PP se aseguró de que Casado no dimitiría aunque fuera llamado a declarar como investigado por el Supremo por el caso de su máster El Juzgado de Instrucción número 51 de Madrid envió al Supremo una exposición razonada en la que propone que investigue a Casado por superar cuatro de las 22 asignaturas de su máster con cuatro trabajos de 90 folios sin ir a clase ni presentar un Trabajo Fin de Máster.GARA

NUEVA MINISTRA


Maria Luisa Carcedo Roces, hasta ahora alta comisionada para la lucha contra la pobreza infantil e integrante de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE , será la nueva ministra de Sanidad, Consumo y Bienestar Social del Gobierno de Pedro Sánchez.