14/02/2019

Iñaki IRIONDO
¿Aprobaría el PNV los PGE con Ibarretxe en la cárcel?

Aitor Esteban pidió ayer a ERC y PDeCAT «no enrocarse en las palabras y los gestos. Y tomar decisiones elevando la mirada y con perspectiva a medio y largo plazo, más allá de desahogos personales y colectivos».

Mientras los partidos soberanistas catalanes tienen a sus dirigentes en el exilio o encarcelados desde hace más de un año y son juzgados estos días en el Tribunal Supremo con peticiones de hasta 25 años de cárcel por convocar una consulta, el portavoz del PNV en el Congreso, Aitor Esteban, pidió ayer a ERC y PDeCAT que dieran aire al Gobierno que manda sobre la Abogacía del Estado y que designa a la fiscal general que mantiene el principio de jerarquía sobre el resto de fiscales, incluidos los acusan a los líderes soberanistas catalanes. Frente a eso, Esteban se subió a la tribuna y reclamó a ERC y al PDeCAT no «enrocarse en las palabras o en los gestos», porque hay que «tomar decisiones elevando la mirada y con perspectiva a medio y largo plazo, más allá de desahogos personales y colectivos».

¿Aprobaría el PNV unos presupuestos generales del Estado con, por ejemplo, el lehendakari Juan José Ibarretxe en la cárcel? Cabe recordar que la convocatoria de consultas ya estuvo castigada en el Código Penal y el PP de Casado ha propuesto la recuperación de este delito. En 2008 el Parlamento de Gasteiz aprobó una ley de consultas que el Ejecutivo de José Luis Rodríguez Zapatero recurrió y pidió al Tribunal Constitucional que la suspendiera, como así hizo. El PNV entendió esto como «un ataque directo a nuestra autonomía que, de hecho, supone la suspensión de nuestro autogobierno». La portavoz del Ejecutivo, Miren Azkarate, aseguró que «el principal y gran objetivo político de Rodríguez Zapatero es acabar con Ibarretxe como lehendakari». El propio Juan José Ibarretxe fue contundente ante el Parlamento: «Por fin se han despejado todas las incógnitas. No es necesario seguir fingiendo. El PSOE y el PP, utilizando al TC, nos han señalado claramente los límites de la alambrada. El pueblo vasco no existe, no tiene derecho a decidir. Argumentos que me recuerdan a los de la España imperial –una, grande y libre– que esgrimió la dictadura franquista». Pocas semanas después de que el PSOE y José Luis Rodríguez Zapatero maltrataran así al lehendakari y al pueblo vasco, el PNV salvó los presupuestos del Gobierno español a cambio de 86,8 millones de euros en forma de transferencia de I+D+i, el apoyo al hoy aún inexistente puerto de Pasaia y la posibilidad de que los ertzainas se jubilen a los 60 años. La respuesta a la pregunta del titular queda a cargo de quien lea estas líneas.