18/05/2019

Dos candidatos del PSC presidirán Congreso y Senado

La ministra en funciones Meritxell Batet y el catedrático Manuel Cruz, ambos parte de las candidaturas del PSC han sido designados por el PSOE para presidir el Congreso y el Senado. Para el Gobierno español se trata de una «apuesta por el diálogo», pero el independentismo catalán reclama, por encima de nombres, hablar de presos y exiliados.

GARA|MADRID
0518_mun_batet

Meritxell Batet y Manuel Cruz, ambos en las listas electorales del PSC, presidirán el Congreso y el Senado, respectivamente, como propuesto el presidente en funciones del Gobierno español y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, a la Ejecutiva de del partido.

La designación para dirigir el Senado de Manuel Cruz, catedrático de Filosofía Contemporánea de la Universidad de Barcelona y senador electo por Barcelona, se produce después de que el primer secretario del PSC, Miquel Iceta, no lograra ser designado senador por el Parlament, ante el rechazo de ERC, JxCat y la CUP. Ministra en funciones de Política Territorial y Función Pública, Batet fue miembro del equipo que negoció en 2016 en el acuerdo de gobierno que suscribió Sánchez con Ciudadanos. Para la ministra portavoz del Ejecutivo, Isabel Celaá, estas candidaturas son una apuesta «interesante por el diálogo» y, además, «demuestra que no todos los catalanes son independentistas».

Desde ERC, sin embargo, Ernest Maragall subrayó que «los nombres por sí solos no tienen capacidad de diálogo» y reclamó que el Gobierno se siente a hablar de la vuelta de los presos políticos y exiliados. El PP vio en las designaciones «una cesión» ante los independentistas, mientras que para Podemos es «un buen punto de partida» para la formación de Gobierno.

El PSOE se ha garantizado la mayoría en la Mesa del Congreso mientras Unidas Podemos ocupará la Vicepresidencia Primera y la Secretaría Primera. En el Senado, el PSOE ocupará tres puestos de la Mesa, ha cedido uno al PNV y los otros tres serán para el PP.

ABSTENCIÓN DE C’S


El PSOE pidió a Ciudadanos que se abstenga en la investidura de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno, «por España y por la estabilidad» y para «librar» al país de la dependencia de los independentistas catalanes.