18/05/2019

Invitado especial de una tragedia

El Girona de Eusebio Sacristán, antepenúltimo en la tabla, tiene todas las papeletas para certificar el descenso a Segunda División.

Ane URKIRI ANSOLA
0518_kir_alaves

Alavés y Girona han sumado tres puntos en las últimas nueve jornadas. Uno, en forma de tres empates; el otro, gracias a una victoria ante el Sevilla. Un triunfo que bien le pudo aupar al conjunto catalán; sin embargo, no supo alargar lo que pudo ser el principio de una buena racha y por ello, a día de hoy, en la última jornada de la liga, es el equipo que más opciones tiene para descender –además de los ya descendidos Huesca y Rayo Vallecano–.

El tramo final del curso del Alavés es para olvidar (con tres empates y seis derrotas) pero por lo menos puede presumir de que hizo los deberes a tiempo, algo de lo que se lamenta Eusebio. Ocupaba el séptimo puesta en la decimotercera jornada, en la decimonovena era el noveno clasificado y empezó a oler de cerca el descenso en la vigésimo segunda jornada. Ocupó el decimoséptimo puesto durante dos jornadas para luego volver a levantar el vuelo, un vuelo que le duró cinco jornadas, hasta la vigésimo octava.

Después de sufrir una sola derrota en seis jornadas entró en una dinámica devastadora que le ha llevado a ser equipo de Segunda División. Y para llegar a esta situación quizás tengan mucho que ver los puntos que han perdido en su mismo feudo. Han sumado solo cuatro victorias como local, y una de ellas fue en el partido de vuelta de los octavos de final de la Copa disputado frente al Alavés, precisamente.

Gasteiz piensa en la Final Four

Un Alavés que llega a la última jornada de la liga como invitado especial a lo que puede ser un drama. Un invitado en su propia ciudad que está centradísima en la Final Four de baloncesto. Los albiazules no quieren que les lleve la emoción y por ello, Abelardo, en su penúltima rueda de prensa como entrenador albiazul, indicó que pelearán para terminar la temporada con 50 puntos. Y es que a día de hoy, el Alavés tiene los mismos puntos que a la conclusión de la pasada temporada, una campaña que será recordada por su mal inicio y por el gran vuelco que supuso la llegada de Abelardo. Sería significante que el Glorioso de esta temporada y el de la anterior terminen con las mismas cifras.

El conjunto gasteiztarra cayó derrotado en Mestalla la pasada jornada (3-1) y desde que venciese a Huesca a domicilio, hace ya dos meses, no ha sabido encontrar la senda del triunfo. Ni en Mendizorrotza, un estadio que en gran parte de la temporada ha sido imbatido. La última victoria como local fue frente al Levante y desde entonces han pasado ya tres meses.

El Girona, que para evitar el descenso necesita ganar, esperar la derrota del Celta y recuperar los seis goles de desventaja que tiene con el conjunto vigués, acumula cuatro derrotas consecutivas fuera de Montilivi, después de encadenar cuatro victorias. Una racha que ya ha quedado en el olvido. Hoy se confirmará su futuro dramático.