18/05/2019

Irán descarta el diálogo que sugiere el variable discurso de Trump
GARA|TEHERÁN

Irán ha cerrado la posibilidad de diálogo que ha sugerido el presidente de EEUU, Donald Trump quien, a la vez, insiste en la amenaza de Teherán para justificar sus despliegues en Oriente Medio. Los últimos elementos filtrados por la Casa Blanca han sido la preocupación por misiles instalados por los Guardianes de la Revolución iraníes a bordo de embarcaciones tradicionales en el Golfo pérsico o la «amenaza inminente» de grupos proiraníes en Irak. Teherán replica que las acusaciones, a las que se suma Gran Bretaña, son «guerra sicológica».

Pero Trump, en su costumbre de dar una de cal y otra de arena, afirmó el pasado miércoles que está seguro de que Irán querrá negociar. «Me gustaría que me llamaran», llegó a decir. El ministro iraní de Exteriores, Mohamad Javad Zarif, descartó totalmente esta posibilidad y acusó a Washington de provocar una escalada «inaceptable».

Frente a la presión de congresistas demócratas, la Administración Trump compartió algunas de las informaciones de Inteligencia con algunos electos. La líder demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, concluyó que el presidente no desea un conflicto pero que algunos de sus apoyos están deseando ir a la guerra.

Medios estadounidenses han revelado divisiones en el Gobierno, en el que Trump empezaría a cansarse de los «halcones», comenzado por su propio consejero de Seguridad, John Bolton. Según “The New York Times”, el presidente ha advertido a su secretario de Defensa, Patrick Shanahan, de que no quiere una guerra, y aunque el conflicto es posible, algunos analistas ven más posible aún la salida de Bolton.