18/05/2019

Trabajadores de Atención Primaria paran para pedir más personal y presupuesto

Las demandas de más personal y mayor presupuesto movilizaron a los trabajadores de Atención Primaria de la CAV en otra jornada de huelga, una iniciativa que «no es la más adecuada» para Osakidetza.

GARA|DONOSTIA
0518_eko_ambulatorios

Las movilizaciones en Atención Primaria continuarán hasta que se logre una disminución de la presión asistencial, el aumento de la capacidad organizativa y un incremento del personal de enfermería y de atención al cliente, reivindicaciones que requieren de «más presupuesto», según indicó ayer Rafael Rotaetxe, portavoz de Lehen Arreta Arnasberritzen, uno de los convocantes de la segunda jornada de huelga antes de iniciarse la manifestación celebrada a mediodía en Donostia.

Alrededor de 5.000 médicos, pediatras, enfermeras y auxiliares administrativos de los ambulatorios de Araba, Bizkaia y Gipuzkoa estaban llamados al paro por la citada plataforma y los sindicatos ELA, LAB, ESK, CCOO, UGT y Satse, así como el Sindicato Médico, al considerar que Osakidetza no ha aportado soluciones para mejorar la situación de este servicio tras el paro llevado a cabo el pasado 12 de abril

Desde esa fecha la mesa sectorial se ha reunido en dos ocasiones, sin que se haya logrado avance alguno. «Ambas reuniones constituyen la prueba de que Osakidetza no tiene intención de abordar en breve la grave situación que vive la Atención Primaria. Sus esfuerzos van encaminados únicamente a desmovilizar a la plantilla», afirmó ELA en un comunicado.

Tras indicar que la huelga es «la única alternativa», afirmó que la Atención Primaria «se ha desdibujado en favor de la atención hospitalaria, donde el negocio es mayor para algunos».

Calificó de abusivos los servicios mínimos decretados por Lakua, a quien acusó, además, de «manipular» los datos al «ofrecer las cifras en relación al total de la plantilla en lugar de a las personas que pueden hacer la huelga».

El seguimiento de la convocatoria tuvo, de esta manera, un seguimiento dispar atendiendo a una u otra fuente. Mientras que Osakidetza cifraba en un 35%, ELA situaba la respuesta en el 65%. Precisó que «en muchos centros en varias categorías ha sido del 100%, especialmente en médicos, pediatras y auxiliares administrativos».

La huelga rompió la normalidad de unos ambulatorios que, según representantes de la plataforma multiprofesional Lehen Arreta Arnasberritzen, padecen una gran presión asistencial. «Nos encontramos con sobrecargas cada vez mayores en las consultas, que en muchas ocasiones no tienen limitación de pacientes atendidos al cabo del día, con la dificultad añadida de tener que realizar las coberturas de compañeros ausentes por bajas o vacaciones y sin previsión de que la situación vaya a mejorar a corto plazo», explicó el pediatra Rubén García.

Sustituciones y sobrecarga

Consideró, así, que la oferta de 46 plazas planteada por Lakua esta semana es insuficiente. «No va a resolver el problema que tenemos a la vuelta de la esquina, que es la situación del verano en la que a muchos nos tocará duplicar o triplicar consultas, con la sobrecarga que eso supone», porque «no se incorporarán hasta octubre las nuevas plazas». En el caso concreto de pediatría, además, «no hay previsión de momento de aumento de plantilla».

La plataforma destacó que en el caso de los administrativos tampoco se cubren «las ausencias, las vacantes y las vacaciones», con lo que tienen que hacer «el mismo trabajo con la mitad de personal y es absolutamente imposible».

Desde Osakidetza, su directos general, Juan Luis Diego, afirmó que la huelga «no es la respuesta más adecuada a la voluntad de negociación y mano tendida» de Lakua. Lamentó «los inconvenientes que haya podido generar» a la ciudadanía y confió en que «puedan solucionar en el menor tiempo posible dándoles citas a la mayor brevedad para la semana que viene».

Rechazó las acusaciones de las organizaciones sindicales y profesionales de que no ofrecen medidas concretas a sus demandas y aseguró que han respondido a una de las reivindicaciones «haciendo el pago de los atrasos de la carrera profesional».

PARCHES


ELA considera que la Atención Primaria «se ha desdibujado en favor de la atención hospitalaria, donde el negocio es mayor para algunos», y se «han puesto parches asistenciales».