21/07/2019

Reportage
AUGE DE LAS CITAS ONLINE
NI AMIGOS NI FAMILIA, EN EEUU LA MAYORÍA LIGA YA POR INTERNET

Investigadores estadounidenses han publicado un estudio que muestra que las aplicaciones de citas online se han convertido en el recurso más popular entre heterosexuales en busca de pareja en EEUU, eclipsando así el encuentro por intermediación de amigos y familiares, considerado la manera tradicional.

Adriana LÓPEZ
0721_eg_love

Los datos, conseguidos mediante una encuesta representativa a nivel nacional realizada en 2017 a adultos estadounidenses, son concluyentes: la intermediación del entorno cercano está descendiendo y las aplicaciones de citas cada vez tienen más importancia y popularidad. Internet está desplazando los roles que la familia y los amigos han cumplido tradicionalmente.

Según afirma el estudio de Michael Rosenfeld, Reuben J. Thomas y Sonia Hausen, desde el final de la Segunda Guerra Mundial hasta 2013, la manera más popular en la que se conocían las parejas heterosexuales estadounidenses era la intermediación de amigos y familiares. El entorno más cercano era esencial para posibilitar la conexión con otras personas. Sin embargo, el auge de Internet ha hecho que esta intervención de terceros sea prescindible.

Las ventajas del online dating, según afirma el estudio, son numerosas: el número de gente conectada a aplicaciones como Tinder, Match o eHarmony es mayor que el número de personas conectadas al entorno más cercano de una persona. Este amplio abanico de posibilidades es valioso para aquellos que buscan algo inusual o difícil de encontrar. Además, de esta manera no es necesario compartir preferencias y gustos. Acudir por ejemplo a Facebook en busca de intereses amorosos puede exponer esta información a una audiencia demasiado elevada, por lo que conocer a una persona mediante una aplicación de citas resulta más discreto.

Conocerse a través de aplicaciones supone también tener un primer contacto a través de un dispositivo, y poder así tomarse el tiempo necesario para conocer a la persona. Además, en caso de que alguien envíe contenido o comentarios inadecuados, es tan simple como pulsar el botón de bloquear. Para aquellos que puedan sentirse vulnerables con un encuentro cara a cara, resulta más cómodo y fácil. Sin embargo, el online dating tiene también sus detractores. Algunos académicos lo ven como una sustitución de una interacción cara a cara que resulta más gratificante por una búsqueda de atención mediante dispositivos que acaba dañando nuestro bienestar social.

Lo que está claro es que, más allá de sus ventajas y desventajas, las aplicaciones de citas han llegado para quedarse. De hecho, no hacen más que crecer. Antes de 1995, el porcentaje de parejas que se había conocido por Internet era de un 0%. En 2009, la cifra subió hasta alcanzar el 22%, pero todavía estaba significativamente por debajo de la intermediación de amigos y familiares. Actualmente, este último recurso se encuentra en declive y, según muestra el estudio, las cifras han descendido considerablemente. En 1995 el 33% de las parejas se había conocido a través de algún amigo, y en 2017 las cifras han caído a un 20%. En cuanto a las parejas que tienen a las familias como intermediarias, en 1995 el porcentaje era de un 15% frente a un 7% en 2017. El número de parejas que se conocen online, sin embargo, ha aumentado hasta un 39% en apenas dos décadas, una subida que deja claro que este método es actualmente el más eficaz.

Además, entre las parejas que se conocen vía Internet, la proporción de las que se han conocido mediante terceras personas ha disminuido con el tiempo. En 2009, el porcentaje era de 11,2%. En 2017, ha descendido al 3,7%. La gran mayoría de parejas, el 89,5%, eran perfectos desconocidos cuando tuvieron su primer contacto online.