28/08/2019

Alberto CASTRO
De vuelta a los 8.700 puntos

El Ibex volvió ayer a cerrar por encima de los 8.700 puntos, aunque en la parte final de la sesión se vio presionado a la baja por las pérdidas de Wall Street. Hoy comenzará con 8.728,90, después de anotarse un 0,57%. Las plazas europeas, excepto Londres (-0,08%), también lograron avances: París sumaba un 0,67% y Fráncfort, un 0,62%. Como en la jornada anterior, Milán (+1,52%) se mostraba más optimista ante las negociaciones para formar un nuevo gobierno con el Movimiento Cinco Estrellas y el Partido Demócrata. De momento, no ha tenido un efecto negativo la falta de un acuerdo para elegir al primer ministro.

Por otro lado, el cambio en el tono de las declaraciones en torno a la guerra comercial ha dado un nuevo respiro a las bolsas, aunque la posibilidad de un pacto final sigue siendo, por ahora, muy baja por las grandes diferencias en materia de propiedad intelectual, transferencia de tecnología y equilibrio en los intercambios comerciales.

En Europa, la recesión sigue llamando a la puerta de Alemania. En el segundo trimestre, el PIB se contrajo un 0,1%, tal como se preveía, mientras las exportaciones bajaban un 1,3%, dañadas por la guerra comercial. Además, las principales referencias económicas conocidas en el tercer trimestre apuntan a que volverá a sufrir otro decrecimiento y, por tanto, entraría en recesión técnica.

Dentro del Ibex, ayer las subidas fueron lideradas por IAG (+2,05%), Enagás (+1,87%), Red Eléctrica (+1,85%) y Endesa (+1,52%). Los grandes valores tuvieron suerte desigual. Santander (-0,84%) y Repsol (-0,36%) registraron recortes, mientras que Telefónica (+1,42%), Inditex (+1%), Iberdrola (+0,45%) y BBVA (+0,34%) aportaban puntos al índice. Bankinter (-1,12%) terminó al frente de los perdedores.