12/09/2019

Alberto CASTRO
A la espera del BCE

Los mercados europeos vivieron ayer una jornada sin grandes sobresaltos a la espera de conocer los programas de estímulo del BCE para combatir el parón de la economía. En el caso del Ibex, los inversores estuvieron también pendientes de la evolución de los valores bancarios y los resultados de Inditex. Tuvieron un comportamiento negativo durante toda la sesión, llevando finalmente al índice a la zona de pérdidas. No obstante, pudo aferrarse un día más, el tercero consecutivo, a los 9.000 puntos.

El Ibex saldrá hoy desde los 9.059,50 puntos, después de restar un 0,21%. En Europa, se mantuvo la dirección alcista de la víspera: Londres, el mejor, sumó un 0,96%; Fráncfort, un 0,74%; y París, un 0,44%. En Nueva York, mandaban las compras en la apertura. Las bolsas mundiales se encuentran expectantes sobre las decisiones inminentes de los bancos centrales para tratar de frenar la desaceleración. Hoy le toca el turno al BCE, que debe cambiar drásticamente su planificación para la retirada de estímulos, regresando a la adopción de medidas expansonistas.

En el Ibex, el foco sigue fijo sobre los bancos, que están sintiendo la presión de la futura sentencia sobre las hipotecas vinculadas al índice IRPH, una vez conocido el dictamen no vinculante del abogado general del Tribunal de Justicia de la Unión Europea. Ayer, a diferencia del martes, ganaron las ventas, y solo Sabadell (+0,33%) cerró en positivo. Entre ellos, el peor fue Bankia (-1,45%), mientras que el resto bajó menos del 0,50%. Por su parte, fuerte descuento para Inditex (-3,88%), el peor del Ibex, que no tuvo el respaldo de los inversores a pesar de lograr récords de beneficios y ventas en su primer trimestre fiscal. Siemens Gamesa (+4,11%) lideró las subidas.